«El futuro lo está haciendo la juventud, que ha apostado por su pueblo»

Concha Hernández, ayer en una fuente de Mogarraz.
Concha Hernández, ayer en una fuente de Mogarraz. / WORD
MOGARRAZ

La primera edil destaca el papel de los emprendedores, que regentan los negocios del municipio

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDMOGARRAZ

Los vecinos de Mogarraz están a punto de iniciar sus fiestas, de las que habla la alcaldesa, Concha Hernández.

–¿Cómo se presentan este año las fiestas patronales?

-En los municipios pequeños rurales y periféricos la alegría de las fiestas consiste en la novedad. Y la novedad se presenta con la llegada de los vecinos de la diáspora, que regresan a su patria, a lo heredado de los padres, al cariño de los recuerdos y de una vida que, aunque no exenta de privaciones, estaba llena de relaciones entrañables.

- Como todos los años, el Ayuntamiento realiza un amplio programa de actividades para el verano, algunas en los días previos de las fiestas, ¿qué actos destacaría y por qué?

-El Ayuntamiento organiza, como todos los años, ‘Los veranos culturales en El Solano’. Se trata de traer cultura dentro de un grado más que aceptable: teatro, conciertos, cine, magias y un largo etc. que pueda cautivar a chicos y grandes. Este año, excepcionalmente, destacaría el homenaje que el día 1 de agosto el Ayuntamiento de Mogarraz hace público reconocimiento de la labor hecha por las mujeres, en Mogarraz, una labor minuciosa de varios años, consistente en la elaboración de cinco estandartes donde se refleja, la iconografía de nuestros bordados serranos. Unas joyas que incrementa el patrimonio del pueblo, pero sobre todo independientemente del tiempo y de sus inclemencias, la solidaridad y generosa dedicación de nuestras mujeres por una obra que lucirá y engalanara nuestra Plaza Mayor en todas las fiestas mayores. Este hecho pasará nominalmente a la memoria publica en el libro de honor del Ayuntamiento de Mogarraz todas y cada una de las participantes. ¡Bravo por nuestras mujeres! y mi eterno reconocimiento.

-¿Hay alguna novedad en el programa de fiestas de este año?

-La alegría suele tener recursos limitados y cuando es exitosa, reiterativos. De donde se deduce que el ingenio, en lo de la diversión suele ser escaso. Y lo mismo pasa en todos los pueblos. Toros, bailes, folclore, orquestas, charangas, trasnochar, alegría etílica, juegos de espuma, toboganes, chuches y un largo etc.

- ¿Cómo es la relación entre la Asociación Cultural Peña Virgen de las Nieves, organizadora de las fiestas, y el Ayuntamiento?

- Por parte del Ayuntamiento, siempre hemos tratado de unir y ser uno, por aquello de que la unión hace la fuerza. Todo depende de la presidencia de la Peña, y dependiendo de la persona y su carácter, unas veces más cordiales y otras más deslavazadas. Ahora bien, la Asociación Cultural Virgen de las Nieves está formada por todos los mogarreños, entre los que me incluyo. Y sin su concurso no tendríamos fiestas patronales, como ahora se entienden.

-¿Por qué cree que una persona que no conozca las fiestas de Mogarraz debería acudir a ellas?

-Las fiestas de un pueblo, por propia definición, son populares. Se trata de disfrutar de la amistad, de la alegría popular, de las manifestaciones folclóricas de gran colorido, de nuestra música y nuestros ricos trajes y joyas regionales. Los bordados de Mogarraz tienen fama reconocida, así como su calzado y no digamos sus oribes, los Cascón Rosellón, herederos de un nombre fama secular. Los desfiles, procesiones y ofertorio son dignos de un pasado y de un presente glorioso. Nuestros atuendos y joyas de gala son espectaculares y codiciados por los coleccionistas. Fiel reflejo de pertenecer a una estirpe mogarreña, serrana de pura cepa y orgullosos de serlo. Ya por esto merece la pena visitar Mogarraz en fiestas.

- En otro orden de cosas, y hablando ya de la gestión municipal, ¿qué proyectos de futuro tienen?

- El futuro de Mogarraz lo está haciendo nuestra juventud. Todos nuestros negocios están regentados por jóvenes, jóvenes que han apostado por su pueblo y por su tierra. Son empresas prometedoras en pleno auge en la Sierra de Francia. El futuro del Ayuntamiento de Mogarraz está, pues, es sus manos. Nosotros trabajamos para facilitar las cosas y mantener el Conjunto Histórico de uno de los Pueblos más Bonitos de España y del Mundo. Ese es nuestro futuro, cimentado sobre un pasado sólido, rico y bien mantenido.

- Las dificultades para los pueblos pequeños, ¿han disminuido o son cada vez mayores?

- Hasta ahora, hemos hablado de lo que somos y de lo que hacemos. Pero si nos tenemos que referir a los poderes públicos y lo que hacen por nuestros pueblos, tendríamos que decir que sin que nos pusieran tantas zancadillas funcionaríamos mejor. Estoy diciendo que lo que hacen es entorpecer y ahogarnos en burocracia absurda. Podían aprender algo de Francia o Inglaterra para saber cómo mantienen a sus municipios rurales, habitables y atendidos. Desde la poltrona de un despacho urbanita, por mucho que quieran hacer por nuestros municipios es imposible saber cuáles son nuestras necesidades y carencias. Me asusta y abruma la facilidad con que manejan presupuestos de millones. Me indigna el mísero porcentaje que de esas cifras prodigiosas, llegan a nuestros municipios, como migajas. ¿Donde están los presupuestados millones para el desarrollo local? Me indigna como nos meten en engañosas subvenciones y las aportaciones condicionadas con las que tenemos que contribuir o quedarte sin nada. Es imposible competir con municipios de 5.000, 10.000 ó 20.000 habitantes. Existimos, y nos negamos a que nos sigan ignorando y manipulando organizaciones desfasadas como las diputaciones, que tuvieron su sentido en los años de la dictadura; pero con las comunidades autónomas se han quedado obsoletas y son una lacra social y económica.

- Continuamente se habla de despoblación, de merma de oportunidades en los pueblos, ¿qué opina al respecto?

- Es muy importante la labor que lleva un Ayuntamiento en estos municipios pequeños, la ayuda que presta a las personas emprendedoras es de suma importancia. No puede ser que la burocracia sea la misma para una gran ciudad, mediana o pequeño municipio. Es imposible sostener una sociedad que solo te pone impedimentos y trabas para poder recibir en un documento un triste sello. En el siglo XXI tenemos una burocracia el siglo XIX, descrita por Larra en ‘Vuelva usted mañana’. La tristeza e impotencia que da llegar a esos luminosos-lúgubres organismos, implorando una firma en un triste papel para poder seguir con mi negocio en mi pueblo para que no muera, para criar a mis hijos, para desarrollarme como una persona digna. Y todo esto sin ayudas gubernamentales. ¡En fin! Sin tantas zancadillas e incompetencias, estoy segura que nuestros pueblos serían florecientes en gentes y paraísos para vivir. Por otro lado, quiero reflejar mi más enérgica repulsa por el abandono que padecemos en la España rural, pero muy especialmente en los pueblos de Castilla y León por el abandono de la sanidad y el escaso rendimiento de ambulancias e infraestructuras sanitarias.

- En febrero se consiguió la certificación de Ruta del Vino Sierra de Francia, ¿considera que es una nueva oportunidad de futuro para esta tierra o un proyecto como tantos otros que no tendrá un largo recorrido?

- Todo depende del entusiasmo y del entendimiento que pongan los dirigentes de la asociación. Por nuestra parte ponemos lo esencial que es la uva y nuestra colaboración incondicional. Siempre he apostado por una Sierra de Francia emprendedora y dinámica y esta organización es ambas cosas, como digo su futuro depende del entusiasmo, del tesón, el empeño y rectitud de su junta directiva. Aprovecho la oportunidad para dar las gracias a todos mis vecinos por hacer que Mogarraz sea lo es. Por otro lado, aprovecho para invitar a todos los lectores, a quien esto leyere, para que nos visiten con motivo de nuestras fiestas patronales o cualquier día del año y disfruten de un día memorable en Mogarraz, en la Sierra de Francia.

Fotos

Vídeos