La vía de La Fregeneda estará disponible para el turismo a partir de otoño

Chabela de la Torre y Javier Iglesias recorrieron a pie parte de la vía./DAVID ARRANZ-AGENCIA ICAL
Chabela de la Torre y Javier Iglesias recorrieron a pie parte de la vía. / DAVID ARRANZ-AGENCIA ICAL
LA FREGENEDA

El presidente de la Diputación visitó las obras que afectan a 17 kilómetros, 10 puentes y 20 túneles hasta Barca D'Alva

SILVIA G. ROJOLA FREGENEDA

Los 17 kilómetros de vía férrea que unen La Fregeneda y Barca D'Alva se explotarán como recurso turístico a partir del otoño, según confirmó el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, en el transcurso de la visita realizada ayer a la zona junto con periodistas, representantes políticos y responsables de la ejecución de la obra.

Este «gran proyecto», como lo definió el propio Iglesias, «es una apuesta de la Diputación por el desarrollo del conjunto de la provincia y especialmente de las Arribes».

La rehabilitación de esta vía férrea, una gran obra de la ingeniería civil del XIX y que está catalogada como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, va a suponer una inversión que va a rondar los 800.000 euros, pues aunque se adjudicó en 670.000 euros se van a añadir «importantes mejoras que valoricen aún más el proyecto», añadió el máximo representante de La Salina. A día de hoy, el grado de ejecución de la obra material se sitúa en torno al 80% habiéndose actuado en tres frentes: la plataforma de la vía, los túneles y los puentes.

La actuación afecta a 17 kilómetros de vía, 10 puentes y 20 túneles y en el caso de los denominados uno y tres, Iglesias recordó «los muchos condicionantes medio ambientales del proyecto», ya que en esos puntos concretos se encuentran colonias protegidas de murciélagos con los que habrá que extremar el cuidado en la época de cría y por eso también se ha habilitado un camino alternativo para salvar esos túneles en esos momentos concretos.

Como nota curiosa se destacó que ha sido preciso cambiar 750 traviesas dotando a todo el recorrido de la «máxima seguridad», insistió el presidente, con la instalación de plataformas laterales de madera en los puentes para facilitar el tránsito de los senderistas y en algunos, además, se ha repuesto la plataforma central y las barandillas. En el caso del Puente Internacional, además de revisar los anclajes y la chapa de la plataforma, se han repuesto los elementos ornamentales.

Por otra parte, se ha limpiado la vegetación y los desprendimientos de rocas y se ha eliminado el cable del tendido aéreo y los postes.

Javier Iglesias quiso igualmente avanzar que ya ha encargado al diputado de Turismo que vaya «definiendo el tipo de producto que queremos hacer aquí», aunque sí que matizó que será «de alta calidad y para que todos los públicos disfruten de la belleza de Arribes».

Con este proyecto se pretende «crear expectativas» para que los jóvenes apuesten por la zona y así «combatir la lacra de todo el interior de España, que es la despoblación», concluyó el presidente.

Este tramo de 17 kilómetros forma parte de la vía que va desde La Fuente de San Esteban a Barca D'Alva, que se construyó entre 1883 y 1887 y que se dejó de utilizar en el año 1985.

Historia

Su difícil construcción, debido a la complicación en el acceso a determinadas zonas escarpadas del territorio y por la ingente cantidad de recursos materiales y humanos necesarios en aquella época para construir una vía en tan difícil zona, provocó que, según un cálculo aproximado, en torno a 2.000 personas murieran hasta que se pudo dar por concluida la obra, informa la agencia Ical.

Además, la vía entre La Fregeneda y Barca D'Alva inspiró al autor salmantino Luciano González Egido para escribir 'Los túneles del paraíso', una novela sobre la construcción de esta obra de ingeniería civil sobre cuyos raíles podrán caminar, a partir del próximo otoño, los salmantinos y visitantes que quieran conocer y disfrutar algo más de una parte de la historia de la provincia de Salamanca.

Como nota curiosa, también se puede destacar del denominado puente del Arroyo del Lugar, que cuenta con unas pequeñas aberturas en sus pilares para poder meter la carga en caso de querer volarlo y evitar así la invasión desde Portugal, fruto de la por entonces relativamente reciente experiencia de la Guerra de la Independencia de principios del siglo XIX.

Después de todo lo dicho, está más que claro que la zona aúna unas características arquitectónicas y un paisaje natural indiscutibles, lo que la convierte en una infraestructura muy atractiva desde el punto de vista turístico.

El propio Iglesias fue más allá al apuntar que «estamos ante el cañón más importante de Europa, surcado por la obra civil más importante de España y de las más importantes de Europa de finales del XIX».

Esta actuación da respuesta a la demanda vecinal y política existente desde hace años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos