La fractura catalana encrespa el pleno y enfrenta a PP, PSOE y C’s contra Ganemos

Los concejales de la corporación municipal guardan un minuto de silencio en recuerdo de las últimas víctimas de la violencia de género. / MANUEL LAYA

El Ayuntamiento respalda a los agentes policiales y Risco equipara a Rajoy con Puigdemont

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La explosiva situación política que asola a Cataluña tras el controvertido referéndum secesionista del pasado 1 de octubre y el abismo político y social que se otea en el horizonte catalán por la inminente declaración unilateral de independencia encresparon ayer los debates del pleno municipal que celebró la corporación local del Ayuntamiento de Salamanca.

El rifirrafe dialéctico que generó el desafío independentista y una moción auspiciada por Ciudadanos para enseñar la Transición política en los colegios e institutos desencadenó un agitado y agrio cruce de descalificaciones, improperios y acusaciones entre dos bandos claramente diferenciados. En un frente se situaban los cuatro concejales de Ganemos, que concurrieron con una moción que reflejaba su particular punto de vista sobre el conflicto catalán. El frente contrario lo formaba un bloque vertebrado por el Partido Popular, el PSOE y Ciudadanos, quienes consensuaron previamente una texto conjunto en apoyo a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil desplegados en tierras catalanas y en clara defensa de los alcaldes y concejales que, por su fidelidad al orden constitucional, sufren acoso, presiones y coacciones por parte de los independentistas.

Fernando Rodríguez carga contra Ganemos por no oponerse a que se «negocie con golpistas»

La moción conjunta de PP, PSOE y Ciudadanos salió adelante y se convirtió en una declaración institucional, optando Ganemos por la abstención. En el texto se indica que «el Ayuntamiento de Salamanca manifiesta su apoyo y respaldo incondicional a la Policía Nacional y la Guardia Civil en su labor de defensa y protección de los derechos y libertades de todos los ciudadanos y, especialmente, desde la legalidad constitucional, de la soberanía nacional, el Estado de Derecho, la democracia y la convivencia entre los españoles».

En cambio, la moción avalada por Ganemos no prosperó y fue derrotada, durante la decisiva votación, ante la negativa conjunta de los ediles populares, socialistas y naranjas.

En el enunciado de Ganemos, se indicaba que el Ayuntamiento manifestaba su apoyo a «todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, incluyendo a todos los que dependen de todas la Administraciones públicas, en su labor de defensa y protección de los derechos y libertades públicas de toda la ciudadanía», al tiempo que se condenaba «de forma unánime su utilización con fines partidistas».

La moción de Ganemos no prosperó, ya que defendía, sin citarlos, a los Mossos d’Esquadra

El acalorado debate de las mociones se vio salpicado por momentos de especial tensión. El concejal de Ganemos, Gabriel Risco, consideró que la moción conjunta de PP, PSOE y Ciudadanos forma parte de «una ofensiva de enfrentamiento entre los pueblos de España» y arremetió contra el Gobierno de Mariano Rajoy por «utilizar con fines partidistas» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para «enfrentar a la ciudadanía». Según el diagnóstico de Risco, el Ejecutivo central, ante su incapacidad para encontrar una salida al secesionismo, ha optado por «utilizar» a la Policía y a la Benemérita para intentar resolver el conflicto. Risco recalcó que España «es un país mucho mejor que los gobernantes del Gobierno central y de Cataluña» y trazó un paralelismo entre los Ejecutivos que presiden Rajoy y Puigdemont ya que ambos quieren «enfrentar a la ciudadanía». El edil no dudó en enfatizar que la moción promovida por el PP, PSOE y Ciudadanos «solo genera tensión» y es «una moción de utilización partidista para la crispación».

Risco también estimó que la única herramienta para buscar una salida al huracán propiciado por el proyecto independentista de la Generalitat es «el diálogo». Además, subrayó, en relación a la defensa del orden constitucional, que «la fuerza de la Constitución está en su capacidad de adaptarse a los tiempos», dejando claro que la Carta Magna aprobada en 1978 no puede ser catalogada actualmente como si fuera «un libro sagrado».

Contundentes reacciones

Las reacciones a las tajantes aseveraciones de Risco no se hicieron esperar. El portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, recalcó que no se pueden trazar paralelismos, tal como se desprendía del texto confeccionado por Ganemos, entre la labor que vienen desplegando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil en Cataluña, que se han ajustado en todo momento a la legalidad y a los cánones marcados por el orden constitucional, con el papel que han jugado los Mossos d’ Esquadra, que no se caracterizaron por aplicar la legalidad. «Quien se salta las leyes no está legitimado para hablar de ellas», sentenció.

La réplica del portavoz municipal del PP, Fernando Rodríguez, tampoco tuvo desperdicio. Con un tono de voz contundente, el tercer teniente de alcalde señaló que, ante el delicado momento que atraviesa España, «no caben ambigüedades ni equidistancias ni fisuras». Rodríguez agudizó sus tesis al indicar que la moción de Ganemos obedecía a «los dictados de Podemos y de Pablo Iglesias» y recalcó, dirigiéndose a los ediles de la agrupación de electores, que «a ustedes no les importa la unidad de España» y no ponen objeciones a la posibilidad de «negociar con golpistas». Fernando Rodríguez fue más allá al señalar que la moción de Ganemos «nada en la ambigüedad y en la equidistancia».

Ciudadanos considera que «el silencio» de la agrupación de electores «los hace cómplices»

El encendido debate sobre el precipicio político por el que deambula Cataluña tuvo como colofón una intervención del portavoz de Ciudadanos, Alejandro González Bueno, quien confesó que nunca pensó que la moción conjunta «iba a generar fisuras», pero finalmente se tropezó con las trabas puestas por Ganemos. «Con su silencio son cómplices», les espetó el edil naranja, quien había propuesto que el pleno arrancara con una declaración en apoyo a los agentes policiales y de la Benemérita destinados a Cataluña. Las reticencias verbalizadas por Ganemos en relación al documento inicial truncaron finalmente que el texto redactado por C’s se leyera en el comienzo de la sesión.

Fotos

Vídeos