Fervor para abrir el Año Jubilar Teresiano

La imagen de Santa Teresa de Jesús sale en procesión entre los aplausos y las muestras de afecto de los albenses./VÍCTOR ANTORAZ
La imagen de Santa Teresa de Jesús sale en procesión entre los aplausos y las muestras de afecto de los albenses. / VÍCTOR ANTORAZ
ALBA DE TORMES

La apertura de la Puerta Santa y la procesión muestran la profunda religiosidad de la villa ducal

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADEALBA DE TORMES

El esperado Año Jubilar Teresiano comenzó ayer su andadura religiosa y ya es una plena realidad. Los vecinos de la villa ducal se unieron para presenciar los primeros pasos del Jubileo Teresiano, un magno acontecimiento de especial proyección religiosa que ha sido concedido por el Papa Francisco tanto a Ávila como a Alba de Tormes –cuna y sepulcro de esta insigne Doctora de la Iglesia Católica– al coincidir su festividad en domingo. De esta forma, el Año Jubilar que arrancó ayer se prolongará durante los doce próximos meses y tendrá su colofón el 15 de octubre del año 2018. Durante este periodo, los peregrinos que participen en los sacramentos podrán obtener la ansiada indulgencia plenaria.

Las celebraciones dieron comienzo con un impresionante repique de campanas en honor a Santa Teresa de Jesús a las 10:30 horas. Una hora después tuvo lugar la procesión, encabezada por el obispo de la Diócesis de Salamanca, Carlos López, que partió desde San Pedro hasta la iglesia de la Anunciación de las Madres Carmelitas. Precisamente, los momentos culminantes de la celebración se vivieron con motivo de la apertura de la Puerta Santa en el templo religioso. Instantes después, se ofició una solemne eucaristía en honor a Santa Teresa de Jesús, que fue presidida por el prelado de la Diócesis salmantina. En todo momento la misa fue seguida con una especial atención y un profundo sentimiento de fe por el público asistente. De hecho, se instalaron pantallas y se habilitó un sistema de megafonía para que la misa pudiera ser seguida por el público que tuvo que permanecer en la plaza, debido a que no pudo acceder al interior de la iglesia al encontrarse ésta abarrotada de fieles.

Pero la jornada dominical también incluyó otras manifestaciones de carácter más lúdico, al margen de las estrictamente religiosas. El programa festivo contó al mediodía con las andanzas de los imprescindibles cabezudos, que encandilaron a los niños. También hubo una fiesta ranchera en la Plaza Mayor protagonizada por Mariachi Mezcal.

Las celebraciones religiosas se reanudaron por la tarde, con la ofrenda floral a la Santa en la iglesia de la Anunciación de las Madres Carmelitas. A continuación tuvo lugar una intervención musical a cargo de la soprano Amparo Mateos Diego y del pianista Alejandro Martínez Estrada.

También durante la tarde se ofició un rosario y una novena. A las 18:30 horas comenzó la procesión magna con la imagen de Santa Teresa y el Santo Brazo, que atravesó las diferentes calles y plazas de la villa ducal, siendo presenciada con una gran devoción por los albenses. También se realizó una eucaristía a partir de las ocho. La jornada se remató con la verbena que protagonizó la Orquesta Panorama.

Las fiestas de Alba de Tormes, que extenderán sus actividades hasta el próximo domingo, contaron el sábado con el pregón que pronunció el presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ängel, quien desde el balcón del Ayuntamiento efectuó un llamamiento en favor de la paz, el diálogo y la solidaridad. El programa festivo incluye para hoy el IV Encuentro de Teresas en el salón de plenos del Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos