La Feria del Barro reúne a 34 expositores en la plaza de Los Bandos

Dos visitantes miran los productos de cerámica de uno de los puestos de la Feria. / LAYA

Ayuntamiento y artesanos invitan a descubrir el «atractivo comercial y turístico» de las piezas de alfarería y cerámica

D.B.P. / WORDSALAMANCA

Ayer comenzó la XXIX edición de la Feria del Barro de Salamanca. 34 expositores de España y Portugal llenan ya la plaza de Los Bandos para ofrecer sus productos elaborados en barro y cerámica. La feria concluirá el día 15.

La cuarta teniente de alcalde, María José Fresnadillo, y el presidente de la Asociación de Artesanos del Barro de Salamanca, Óscar Dueñas, presentaron ayer las novedades de esta edición e invitaron a los salmantinos y visitantes a descubrir lo mucho que pueden ofrecer los alfareros y ceramistas.

Según el Ayuntamiento, la feria es «es una cita muy importante para la ciudad y un atractivo comercial y turístico más» de la capital. El acto «muestra lo mejor de la alfarería típica popular, sin dejar atrás la innovación que en los últimos tiempos también marca tendencias en el sector».

La concejala añadió que la feria es «un aliciente más» y «un valor añadido» para el comercio y el turismo y que el Consistorio colabora en la difusión de dicho evento. «Es algo distinto y no se tiene todos los días», concluyó la concejala.

Óscar Dueñas, por su parte, comentó que 2016 fue un año «positivo» y confió en que 2017 siga el mismo camino, «que haya afluencia, que el público responda y que compre».

Estado del sector

Alfarería y cerámica empiezan a ver la luz al final del túnel. Óscar Dueñas explica que hay una recuperación «latente» y que el sector mejora «poco a poco» del mal momento al que se vio arrastrado por la crisis. Dueñas confía en que «de aquí a unos años, cuando despierten las ventas, y la afición se recuperen los puestos vacantes» y perdidos por la crisis.

Los 34 puestos abrirán hasta el próximo día 15 en horario de 10:00 a 22:00 horas

Eso sí, el barro y la cerámica parten de posiciones distintas. En Salamanca quedan «tres alfareros» (en el resto de las provincias la situación no es mucho mejor). Sin embargo, la cerámica «es más innovadora y se busca más», incluso para decorar pisos y habitaciones con un estilo moderno.

Un paseo por la plaza de los Bandos demuestra que la creatividad con barro o cerámica no tiene límites. Los 34 puestos (14 de ellos de Castilla y León) están repletos de objetos decorativos y recipientes de todo tipo. Hay desde las tradicionales huchas a cazuelas de barro, relojes de cerámica, platos de adorno, estatuillas, jarrones de todos los tamaños y ceniceros, entre muchos otros artículos.

Fotos

Vídeos