Otra ‘excusa’ para visitar la Casa Lis

El director de la Casa Lis, Pedro Pérez Castro, explica la exposición a varios concejales./VÍCTOR ANTORAZ
El director de la Casa Lis, Pedro Pérez Castro, explica la exposición a varios concejales. / VÍCTOR ANTORAZ

El museo de Art Decó exhibe hasta marzo su gran colección de arte contemporáneo

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Casa Lis sumó ayer un nuevo motivo para visitarla. El Museo de Art Nouveau y Art Decó inauguró su exposición de arte contemporáneo de la Colección Manuel Ramos Andrade. Las obras que se muestran en ella forman parte de la donación que el mecenas salmantino realizó a la fundación homónima en 1995 y las piezas que el Museo ha añadido durante sus veintidós años de vida.

La heterogénea colección resultante de ello y nunca expuesta hasta ahora aúna los gustos y tendencias del momento en que Ramos Andrade la comenzó con el deseo de sumar obras pictóricas a su donación de artes decorativas. La muestra permanecerá expuesta hasta marzo de 2018 y aglutina una importante colección gráfica compuesta por aguafuertes, litografías o serigrafías, entre otras técnicas del arte del grabado, de artistas como Josep Guinovart, Eduardo Arroyo, Antonio Saura, Rafael Aberti, Fernando Bellver, Gerhard Hofmann, Juan Genovés, Eduardo Arraz-Bravo y Javier Mariscal, entre otros. Se propone un recorrido a través del arte español a partir de los años 70, abordando así las nuevas corrientes que surgen y rompiendo con lo realizado hasta entonces.

Uno de los principales movimientos artísticos de la muestra es el Informalismo,un movimiento europeo desarrollado tras la Segunda Guerra Mundial que usa un lenguaje abstracto en el que los materiales desempeñan un papel decisivo y en el que destaca la personalidad del artista. Se caracteriza por un tipo de abstracción amorfa, exaltación del azar y la improvisación.

De la Transición a la ópera

Otro de los artistas que puede contemplarse a través de su obra gráfica es Eduardo Arroyo, pintor por excelencia de la transición. Arroyo aporta a la tradición pictórica española una nueva categoría narrativa: humor, ironía y chispeante verbalización figurativa. Su pintura de los años sesenta se aproxima a los postulados de la Nueva Figuración que por su vertiente más política se encuentra cercana a su vez a los presupuesto del Arte Pop.

Dentro de la pintura de caballete se exponen obras de gran formato de artistas como Menchu Lamas, que aportó un fuerte impulso de renovación y frescura al arte contemporáneo, o Albert Gonzalo, pintor pre-vanguardistas que busca su fuente de inspiración en mundos lejanos.

En la muestra se dedica un espacio importante a la obra de Josep Guinovart, uno de los pintores españoles más destacados de la segunda mitad del siglo XX. Sus obras se caracterizan por el contenido expresivo que pretende transmitir mediante signos y trazos de gran colorido.

Además, otra zona de la exposición es la dedicada a la ópera, donde se pueden contemplar obras de Antonio Saura y Fernando Bellver, entre muchos otros artistas y creativos.

Fotos

Vídeos