ENTREVISTA

Enrique Sánchez Guijo: «El principal candidato para el campo de El Zurguén es Unionistas»

Enrique Sánchez Guijo, en el Salón de Reinas del Ayuntamiento de Salamanca /MANUEL LAYA
Enrique Sánchez Guijo, en el Salón de Reinas del Ayuntamiento de Salamanca / MANUEL LAYA

El concejal de Deportes de Salamanca desea acabar el campo de El Zurguén, cerrar el frontón de Würzburg para el baloncesto y hacer la piscina cubierta del barrio de San José

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El deporte es una de las tres áreas que Enrique Sánchez Guijo, exatleta salmantino nacido en Béjar en 1974 que logró cuatro medallas en los Juegos Paralímpicos, controla desde su concejalía en el Ayuntamiento de Salamanca de Economía, Empleo y Deportes, la triple tarea que le encomendó desde 2015 el reelegido alcalde Alfonso Fernández Mañueco. Avanzada ya la mitad de la actual legislatura, Sánchez Guijo analiza en esta entrevista con El Norte de Castilla los temas de actualidad del deporte charro y sus retos para el poco más de un año que le quedan en ese compromiso personal que tomó con su ciudad y con el alcalde allá por el año 2011 cuando aparcó -es Licenciado en Económicas, doctorado en Marketing, y Máster de Análisis Económica-Financiero de la empresa- su cargo de máximo responsable de marketing en la ONCE.

–Ha pasado ya la mitad de la legislatura, ¿qué valoración hace de su trabajo al frente de la concejalía de Deportes?

–Estamos en la actualidad en un momento expansivo porque el número de personas que está realizando deporte en Salamanca crece mucho y en casi todos los deportes. Eso nos trae una mayor demanda, en primer lugar, de instalaciones deportivas que la mayoría son municipales, aunque también las tenemos privadas, y cada vez tenemos más clubes. Por citar un ejemplo, todos los años sacamos una línea de subvenciones a los clubes que se incrementó de 110.000 a 136.000 euros y todo el que lo solicite se hace un baremo de puntos y se reparte. Y aunque hemos subido la cantidad, como cada año hay más clubes entre los que repartir, pues tocan a menos. Es decir, que estamos en un momento expansivo y que eso nos genera algunos problemas, que son deseables, y que además los estamos resolviendo porque se han aumentado las subvenciones y sobre todo se ha hecho una inversión muy fuerte en instalaciones deportivas. Desde el mandato anterior y este llevamos ya más de 26 millones de euros en este sentido, que es mucho dinero.

–¿Qué les queda por realizar en este final de la legislatura?

–En instalaciones deportivas hay tres grandes retos y los tres ya están previstos, aunque no puedo concretar plazos. Hay mucha demanda en campos de fútbol, pabellones cerrados y piscinas cubiertas porque las de verano están muy bien gracias a la gran inversión realizada. En cuanto a los campos, hemos hecho recientemente cinco conversiones de campos de tierra a hierba artificial, y además se va a construir un sexto campo en el barrio de El Zurguén. En pabellones, se va a reconvertir lo que es ahora un frontón ‘semicerrado’ anexo a Würzburg y se va a cerrar por completo, por lo que tendremos un pabellón más para practicar baloncesto fundamentalmente con la opción de jugar partidos oficiales, y también balonmano, fútbol sala... Esto desahogará mucho la presión que tenemos sobre los pabellones. Y para no dejar a la gente del frontón a la intemperie, el frontón de al lado que está sin cubrir tendrá también un techo. Y con respecto a las piscinas, está ya en marcha la elaboración de un proyecto de hace media piscina de San José cubierta y climatizada. Estos son los tres retos principales de esta legislatura y quedarán finalizados espero antes de acabar el mandato.

–En los últimos mandatos siempre ha rondado la idea en el Consistorio de hacer un gran pabellón en La Alamedilla. ¿Qué queda de ello?

–En los últimos años se ha hecho bastante inversión allí. La instalación tiene muchos años pero se ha mejorado. La piscina sí que lo necesita, una reforma integral. Estamos estudiando la posibilidad antes de acabar la legislatura. Pero el pabellón se ha cambiado el pavimento, desde hace menos de un mes cuenta con megafonía nueva, hemos acolchado las paredes para evitar accidentes, se han reformado los vestuarios y baños públicos y tengo intención de arreglar todas las oficinas de deportes.

–Una de las últimas grandes instalaciones de la ciudad es la pista cubierta de atletismo Carlos Gil Pérez que le ha dado un gran salto de calidad a este deporte...

–Yo que vengo del atletismo y para muchos de nosotros es un sueño hecho realidad. Me lo decían algunos atletas de toda la vida de Salamanca que han podido competir en su ciudad en el Nacional de Veteranos, algo impensable para ellos. Sé que hubo unas pequeñas goteras el día antes de ese Nacional y no por la lluvia sino por la nieve y fueron críticas un poco demagógicas porque son debido a los poco años de la instalación. Este año hemos tenido dos campeonatos de España, está cogiendo un prestigio impresionante y hasta Óscar Husillos quiso venir aquí a batir una marca nacional al inicio de su temporada y lo logró.

–Ya en 2017 albergó el Nacional absoluto, ¿puede acoger un evento internacional próximamente?

–El primer año fue una locura abrir la instalación y nos salió bien. Nadie sabrá lo difícil y valiente que fue dar el paso. El primer año tuvimos el Nacional juvenil y el Internacional de combinadas; el segundo vino lo máximo, el Nacional absoluto; y el tercero los dos que más dinero dejan en una ciudad, el Promesa y el de Veteranos. Éste último ha tenido el récord de participación con más de 1.000 inscritos... Ese fin de semana, que coincidió con la Media Maratón de Salamanca, tuvimos entre 3.000 y 4.000 personas alojadas en la ciudad. Para los campeonatos internacionales tenemos el problema del aforo que se exige para un Europeo. He pedido a Enjoy que soliciten un estudio para que vean la opción de poner gradas supletorias pero es complicado.

–¿Y cómo es posible que un bronce Europeo en pista cubierta y quinto del mundo como es Álvaro de Arriba tenga que seguir pagando por entrenar en la pista cubierta salmantina?

–Recibe becas para los gastos de entrenamiento. Quiero aclarar que el precio de cualquier instalación de La Aldehuela está altamente subvencionado con impuestos. Allí, de cada tres euros de coste, dos se pagan con impuestos del Ayuntamiento, y uno los usuarios. Y de ese uno, Álvaro tiene subvencionado por el Ayuntamiento del 80% del euro, por lo que se queda en 20 céntimos cada vez que entrena. Y de esos 20 céntimos entran dentro de la beca de alto nivel que recibe de la Federación, entre otras cosas, para pagar instalaciones deportivas. Las becas son para entrenar.

–Por seguir en la élite europea, Salamanca tiene la suerte de contar con un club como el CB Avenida gracias a la familia Recio que es una referencia más allá de nuestra fronteras.

–El futuro del deporte pasa por la convivencia de lo público y de lo privado. No creo en equipos que sobreviven solo con dinero público, es un error, ni tampoco un club debe vivir solo de lo privado. El modelo de Avenida es perfecto y algo de lo que los salmantinos tenemos que estar orgullosos y que sale gracias al esfuerzo de la familia Recio. Con el dinero que ellos invierten, y habla alguien que se dedica al marketing, podrían hacer inversión publicitaria mucho más rentable y lo hacen, me consta, por amor a Salamanca. Si ellos hacen eso, cómo no vamos a hacer todos los demás un esfuerzo. Ellos tienen una subvención importante y un uso prioritario que no exclusivo de Würzburg. Y son muy comprensivos cuando les pedimos adelantar entrenamientos o algún fin de semana para alguna actividad. Solo tengo elogios para ellos. Su esfuerzo nos obliga a los demás a estar a la altura.

–Este año se celebra el octavo centenario de la Universidad de Salamanca. ¿Tiene previsto el Ayuntamiento de Salamanca algún acto deportivo de relevancia a nivel nacional por este motivo?

–Sí. Tenemos varias actividades en las que apoyamos a la Universidad pero nos hemos reservado para el VIIICentenario la ‘joyita’ de la corona y se ha hecho por eso porque es un gasto importante, el evento que más repercusión y visibilidad internacional tiene:una etapa de la Vuelta Ciclista a España.El nombre de la etapa que saldrá de Salamanca el 4 de septiembre es ‘Salamanca VIII Centenario de la Universidad de Salamanca’. Habrá que hacer un despliegue importante porque tendremos que cortar todo el centro de la ciudad porque la etapa pasará por la fachada de la Universidad de Salamanca.

–¿Le gustaría seguir en el cargo?

–Mi compromiso personal cuando Alfonso Fernández Mañueco me propuso venirme a Salamanca, a mi ciudad , yo estaba trabajando en Madrid como responsable de marketing de la ONCE, lo hice por cuatro más cuatro años. Y mi compromiso con él dura hasta el 2019. A partir de ahí ya veremos qué pasa. Las decisiones hay que tomarlas en función de muchos factores, pero no solo serán factores políticos, sino que lo personal y la familia tendrán un peso importante.

–Por último y ya en el plano más personal. Exatleta internacional, medallista paralímpico... ¿Tiene tiempo ahora para hacer deporte?

–No mucho, ahora me gusta mucho el ciclismo. Hago mucha bici porque puedo hacerla en casa y también salgo porque tengo un tándem. Y el 27 de mayo tengo la intención de hacer la marcha Bedelalsa que es en mi pueblo, en Béjar. Y luego todos los años con unos amigos hago el Camino de Santiago en bici.

El Zurguén

La semana pasada el Ayuntamiento de Salamanca hacía públicos los primeros datos del nuevo campo de fútbol que realizará en el barrio de El Zurguén y desde entonces no han parado de surgir las especulaciones sobre qué club salmantino ocupará de forma ‘preferente’ esa nueva instalación deportiva de la ciudad. El concejal de Deportes lo deja bastante claro.

–¿Será el nuevo campo de hierba artificial de El Zurguén la nueva ‘casa’ de Unionistas?

–Ahora mismo en la cesión de campos de fútbol tenemos dos modelos. Uno, el modelo de lo que hoy es Unionistas por ejemplo, que es un equipo que va a una instalación se cambia, juega, se ducha y se va. Tendría que pagar un importe de algo más de 19 euros la hora y no lo hace porque hay un convenio por el que el Ayuntamiento se lo cede gratis (Rosa Colorado). Y luego hay otro modelo, como es el caso del CD Navega, que hacen un uso prioritario o preferente pero no exclusivo de una instalación en concreto. El Navega lo hace con el campo Vicente del Bosque porque además juegan el club de fútbol femenino, los torneos de cafeterías... Y a cambio de ese uso preferente de esa instalación, se hace responsable del mantenimiento diario de ella como limpiar los vestuarios, abrir y cerrar... Todos los salmantinos nos ahorramos el sueldo de un funcionario. En ese modelo segundo, es en el que entendemos que tendría que basarse la gestión del nuevo campo. Y ahora entre los clubes en condiciones de asumir ese modelo de uso preferente en Salamanca, el principal candidato es Unionistas. De eso no me cabe ninguna duda. En todo caso, este debate no tiene mucho sentido ahora. Vamos a esperar a que el campo esté disponible. A ver la situación deportiva de todos los clubes que hay porque todos los años se sigue el mismo procedimiento: en junio los clubes van al Ayuntamiento a pedir horas y se hace una adjudicación salvo el modelo Navega, que lo tienen durante cuatro años. Pero hasta a los del Navega hay que autorizarles los horarios.

–Si Unionistas acaba en El Zurguén, el resto de clubes se verán beneficiados también.

–Sí, si finalmente Unionistas se asienta de forma preferente en El Zurguén, pues va a quedar muy liberado el Rosa Colorado, que ahora mismo está muy saturado porque conviven Unionistas, Jai Alai y Capuchinos. Allí se entrena con el campo desdoblado en dos mitades, es decir, que hay a la vez cuatro equipos jugando. Y a la hora siguiente hay otros cuatro jugando y coinciden en los vestuarios los cuatro que salen con los cuatro que llegan... Y ocho equipos en los mismos vestuarios es una locura. Con el campo nuevo del Zurguén, vaya quien vaya, se van a beneficiar todos los demás.

–Con ese millón de euros que se ha presupuestado inicialmente para la obra apenas dará para alisar el terreno y la hierba artificial. ¿Habrá más adelante otra partida presupuestaria para unas gradas?

–Actualmente el proyecto que ya nos han presentado los arquitectos y que se encarece mucho porque es un terreno con mucha pendiente, contempla el campo de fútbol puro y duro, un edificio con vestuarios y sí se va a quedar preparado con la obra actual para en un futuro hacer gradas. Están contempladas y aunque no se construyan ahora, sí va a quedar todo preparado. Es como cuando en casa dejan la preinstalación del aire acondicionado y luego se puede poner o no. Pues algo similar. Hay que hacer las cosas poco a poco y ahora no nos podemos meter en un proyecto más caro. Se deja abierta la puerta para las gradas porque el terreno se queda ya cimentado y creo que pavimentado.

–¿Tienen en mente un aforo en concreto para cuando se construyan esas gradas? ¿Dependerá de si Unionistas asciende a Segunda División B?

–Creo que una instalación municipal no debe hacerse con vistas a tan corto plazo. Depender de si Unionistas sube o no ahora... Hay que hacer una valoración de las instalaciones que hay en Salamanca y qué necesitamos. Ahora lo más urgente es tener un campo más porque hay mucha solicitud de horas de entrenamiento que no podemos atender. Si en un futuro y algo deseable, Unionistas sube, habría que responder como se pueda. Benditos problemas por cierto y ojalá lo tuviéramos.

–¿Qué le parece al concejal de Deportes el proyecto de Unionistas de Salamanca?

–Como concejal de Salamanca me siento muy orgulloso de los proyectos deportivos que tenemos, de Unionistas y del Salmantino. De los dos, que son espectaculares. Unionistas naciendo de la nada y llegar casi a ascenso por temporada quitando el curso pasado que llegaron al play-off, es algo impresionante. Y solo los que vivimos el deporte sabemos lo difícil que es eso. Cuesta mucho ganar con facilidad, ni el mismo Rafa Nadal. El Salmantino ha hecho casi lo mismo pero sin empezar de cero porque se les bajó de categoría. Luego desde el punto de vista organizativo son totalmente distintos, los dos con cosas buenas y malas.

–¿Desde el Ayuntamiento están preocupados por el oscurantismo que rodea a la gestión del Salmantino? ¿Conoce usted al empresario mexicano que ha comprado el Helmántico?

–No lo conozco. Se han publicado cosas, algunas muy graves, pero yo en esto siempre tengo una postura. Si alguien conoce de algo ilegal o fraudulento debe denunciarlo en los tribunales. Como ayuntamiento puedo decir que no nos consta ninguna irregularidad del Salmantino y por tanto las subvenciones las recibe con pleno derecho. Los artículos de prensa no son actos administrativos, otra cosa sería recibir una comunicación de un juzgado e inmediatamente, pero con el Salmantino o cualquier asociación de enfermos por poner otro ejemplo.

–Por último en este sentido, ¿no fue un error dejar escapar el estadio Helmántico por un millón de euros?

–Estoy convencido de que no, que fue un acierto. Cuando esa operación ocurrió yo no era concejal de Deportes pero mi postura es clara: si ese estadio se podía salvar con dinero privado, no soy partidario de invertir dinero público en ello. Con un millón de euros se pueden hacer muchas cosas y la prueba la tenemos ahora con El Zurguén. Un campo de fútbol en la ciudad para todos. Con un millón de euros en el Helmántico no tendríamos un estadio más, porque ya está. El Helmántico es un campo de fútbol y no puede ser otra cosa, porque ahí no se pueden hacer apartamentos. Ha sido una operación bien gestionada ahorrando el dinero público a los salmantinos, que seguimos disfrutando gracias a la iniciativa privada de un estadio y que además ese dinero público sirve para hacer un campo más. Ahora bien, si no hubiera entrado nadie y estuviera abocado a perderse, sí que tendría que haber entrado el Ayuntamiento a salvarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos