Los ejércitos preparan sus estrategias y materiales para un fin de semana de asedio

Una parte del campamento en los glacis.
Una parte del campamento en los glacis. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

Los actos centrales se desarrollarán esta tarde en Ciudad Rodrigo y mañana en Fuentes de Oñoro continuará la batalla

SILVIA G. ROJOCiudad rodrigo

Tienen su papel perfectamente asumido y algunos de ellos, llegaron ya a Miróbriga el pasado miércoles para instalar con tiempo sus tiendas de campaña y meterse en ambiente. El asedio de Ciudad Rodrigo y la Batalla de Fuentes de Oñoro centrarán la actualidad de todo el fin de semana en estas dos localidades con los actos centrales hoy en Miróbriga y mañana en Fuentes.

Pero para llegar a esta punto, ha transcurrido más de un año desde que el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, con la concejal de Cultura y Turismo, Azahara Martín, a la cabeza, decidiera asumir este reto que reunirá a unos 700 recreadores llegados de lugares tan dispares como Nueva Zelanda, Estados Unidos y por supuesto, Alemania, Francia o Inglaterra, y que devolverá a la localidad y a los participantes al pasado, al año 1812.

Adrián Estévez, presidente de la asociación Salamanca 1812 Tiradores de Castilla, explica que este tipo de acontecimientos son «una forma diferente de vivir la historia», y añade que «la gente apasionada de la historia nos cansamos de los libros y aquí vives algo más, desde dentro». El hecho de que en el caso de Ciudad Rodrigo la batalla se desarrolle en el lugar donde se produjeron originalmente los sucesos ha atraído a mucha más gente, «ha llamado mucho poder recrear el asalto justo en la zona, ir al campo de batalla original», algo que, por otra parte, es impensable en otros lugares.

Quien más quien menos, no deja de acordarse del tiempo y de esos recreadores ataviados con sus enormes casacas pero Estévez aclara que «ahora estamos acostumbrados a la ropa sintética pero los trajes son de paño, lino y algodón y no te generan calor, a los 20 minutos de llevarlo puesto tu cuerpo se ha acostumbrado y ha generado una temperatura y una humedad que la casaca mantiene», asegura.

Al cierre de este periódico todavía se esperaba la llegada de varios grupos procedentes de Andalucía y durante toda la jornada de ayer no se dejó de trabajar en numerosos detalles de última hora.

«Ha sido todo muy complicado y un año de mucho trabajo», reconoce la concejal, Azahara Martín, «cada minuto surge algo nuevo y estamos trabajando muchísimo».

Las impresiones de los primeros que han ido llegando han sido «muy buenas», dicen que «hace mucho frío», bromean, «pero esto es algo que para ellos sería imposible en otro sitio y Ciudad Rodrigo está muy bien conservado y les gusta».

Martín concluye que «había muchas ganas de Ciudad Rodrigo, ganas de venir y yo creo que había que darles la oportunidad».

Fotos

Vídeos