La donación en asistolia ya tiene protocolo y puede ponerse en marcha antes de fin de año

El diputado de Centros Asistenciales, el presidente del Colegio de Médicos y el de Alcer. /ANTORAZ
El diputado de Centros Asistenciales, el presidente del Colegio de Médicos y el de Alcer. / ANTORAZ

El último paso es su aprobación en el comité de ética asistencial, según confirmó ayer en las jornadas de Alcer el coordinador de trasplantes del hospital

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Las donaciones en asistolia (a corazón parado) pueden ponerse en marcha en el Complejo Asistencial de Salamanca incluso antes de que termine este año. Así lo confirmó ayer el coordinador de trasplantes de Salamanca, Víctor Sagredo, durante su intervención en las Jornadas Provinciales de Personas con Enfermedad Renal de Alcer, donde repasó las cifras más destacadas de donaciones tanto en Castilla y León como en Salamanca.

Respecto al programa de donación en asistolia, Sagredo recordó que en la Comunidad se realiza en los hospitales de Burgos y Valladolid (Río Hortega), y que Salamanca será la próxima.«El protocolo ya está escrito, pendiente de aprobarse en el comité de ética asistencial», advirtió. Se pondrá en marcha en breve, «antes de finalizar el año incluso, el protocolo ya está finalizado».

Precisamente por la escasa implantación de la donación en asistolia en Castilla y León, por primera vez se registra una media de donaciones por debajo de la cifra nacional. «Este nuevo tipo de donante ha hecho alcanzar cifras récord, entre 34 y 36, desde los años 2012-2013 que se puso en marcha el Plan Nacional de Asistolia», confirmaba a los asistentes de la jornada.

Este tipo de donación supone un 24,4% del total, y se trata de pacientes que están en la UCI, con una lesión neurológica grave, con una enfermedad irreversible y al que se decide retirar las medidas y el tratamiento, «algo que se consensúa con la familia», puntualizaba. Y ya con el corazón parado, «se procede de inmediato a extraer los órganos», algo que ha supuesto un incremento de donantes, «casi una cuarta parte de los que hacemos en Castilla y León», sentenciaba Sagredo.

De esta forma, cuando se inicie el programa en asistolia, se sumará al de fallecido y de donante vivo, donde a su vez existe la modalidad de cruzado. Para Víctor Sagredo, en el caso de los pacientes más jóvenes, «el trasplante vivo es el ideal, el que mejor funciona». Al respecto, aseguró que la edad media de los donantes actuales de 66 años en el resto de programas.

Otro cambio ha sido la causa del fallecimiento del donante, que ha pasado de casi la mitad por accidentes de tráfico en 1992, al 4% en la actualidad. El porcentaje mayor de hoy en día es por accidente cerebrovascular, el 60%.

Asimismo, recordó algunas cifras recientes de Salamanca, como la de los donantes, que a fecha de 1 de diciembre eran 21, uno más que el ejercicio anterior. En cuanto a las negativas familiares, en el Complejo Asistencial de Salamanca, de 22 entrevistas han registrado dos, que supone un 9% del total, por debajo del 12% de Castilla y León o el 15,6% de España.

Por último, también subrayó que Castilla y León ya ha alcanzado la cifra de 2.000 trasplantes renales, de los cuáles 1.100 han sido realizados en el Complejo Asistencial de Salamanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos