La Diputación se une en contra de la ampliación de la mina de uranio

Concentración de los trabajadores de Berkeley a favor del proyecto minero de esta empresa, ayer a las puertas de la Diputación. / Laya

Mientras tanto, y fuera del pleno, un grupo de personas se concentra a favor del proyecto minero

M. J. G. / WORDSalamanca

Mientras más de una veintena de personas se concentraban ayer a la puerta de la Diputación mostrando su apoyo al proyecto minero de Berkeley, pues se trataba de trabajadores de la compañía que defendían así sus puestos de trabajo, en el interior del Palacio de La Salina se celebraba el pleno ordinario correspondiente al mes de septiembre, al que los grupos de la oposición -PSOE, Ciudadanos y Ganemos- llevaban una moción en contra del proyecto de ampliación de la mina de uranio a los términos municipales de Villavieja de Yeltes y Alameda de Gardón. Hecho que, según manifestaban los tres partidos en la moción, «supone un nuevo revés para la economía, la salud y el medio ambiente de la provincia, ahondando aún más en la despoblación, la falta de oportunidades y poniendo en riesgo la salud de los vecinos y vecinas»; por lo que solicitaban al pleno el rechazo a las pretensiones de la empresa minera de ampliar la zona de extracción a nuevas zonas y municipios. Una moción que fue aprobada por el PP, no sin antes señalar que no conocía el proyecto suficientemente.

Si esta moción conjunta de la oposición salió adelante, no ocurrió lo mismo con la otra que también presentaban los tres grupos, aunque tampoco fue denegada, ya que lo que pasó es que quedó sobre la mesa junto a la que el Partido Popular, por su parte, presentó sobre el mismo tema. Ambas se referían al sostenimiento de las pensiones y, tras el debate, se decidió dejarlas sobre la mesa para elaborar una conjunta de los cuatro grupos de la Diputación que pudiera ser aprobada en el próximo pleno, pues todos los partidos están de acuerdo en que el Pacto de Toledo necesita una renovación.

Hablando de mociones, de las diez presentadas, pocas recibieron luz verde. Quitando las tres mencionadas, de las siete restantes, tan sólo una consiguió la aprobación por parte del pleno. Se trató de la presentada por Gabriel de la Mora, de Ganemos Salamanca, quien solicitaba pedir apoyo a la Junta de Castilla y León contra la contaminación agraria. De esta forma, se instará a la Administración regional a «poner en marcha un programa específico de formación y concienciación en el uso eficiente y responsable de agroquímicos, destinado a los agricultores de los municipios de la provincia integrados en zona vulnerable de contaminación por nitratos», que incluye en la actualidad a 98 municipios, según la catalogación realizada por la Junta en 2016.

Orden del día

Aparte de las diez proposiciones presentadas por los distintos grupos de la Diputación, que fueron ampliamente debatidas, el orden del día del pleno incluía otros nueve puntos que fueron aprobados. Entre ellos se encontraba la aprobación de la Cuenta General del Presupuesto del ejercicio 2016, que contó con la abstención de Ganemos y los votos favorables del resto de partidos. También se aprobó, y esta vez por unanimidad, la propuesta para la ampliación del plazo de justificación de la ejecución de las inversiones incluidas en el Plan Provincial de Cooperación Bianual (2016-2017).

Por otro lado, obtuvieron también el visto bueno el convenio de colaboración con la Consejería de Fomento para la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes en la provincia; la modificación del Reglamento de creación de ficheros de titularidad pública de carácter personal de la Diputación con el fin de adaptar el control de acceso de los empleados; y el expediente de reconocimiento extrajudicial de créditos de Fomento por 8.312,34 euros.

Fotos

Vídeos