Los delitos sexuales solo suponen el 1% de las diligencias previas en los juzgados

Fachada del edificio de los juzgados en la plaza de Colón de la capital salmantina.
Fachada del edificio de los juzgados en la plaza de Colón de la capital salmantina. / Laya

Los casos de drogas generan el mismo porcentaje en los procedimientos y los robos predominan con un contundente 24%

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

La rabiosa actualidad informativa nunca se olvida de los asuntos judiciales más escabrosos que acontecen en estos tiempos convulsos. Un apresurado vistazo a las noticias que monopolizan titulares en la prensa escrita y ráfagas informativas en la pequeña pantalla permite sacar a la luz procedimientos judiciales por hechos especialmente delicados y que habitualmente generan un especial morbo social, como son todos los delitos de temática sexual, un amplio paraguas bajo el que conviven desde violaciones y agresiones sexuales hasta abusos a menores y casos de pederastia. También acostumbran a estar jalonados por una especial repercusión mediática las investigaciones que se desarrollan y los juicios correspondientes por el tráfico de drogas.

Sin embargo, la última recopilación estadística que ha confeccionado la Fiscalía General del Estado pone de relieve, al menos en el caso específico referido a la Fiscalía provincial y a los juzgados salmantinos, que los casos de presuntos delitos relacionados con el sexo y las drogas constituyen una minoría porcentualmente hablando, sobre todo si se compara con el elevado volumen de diligencias previas que se incoan en los juzgados.

El compendio estadístico recopilado por laFiscalía General delEstado indica que en los juzgados salmantinos se incoaron a lo largo de la pasada anualidad un total de 9.654 diligencias previas vinculadas a otros tantos casos, la mayoría de ellos derivados de la presentación de denuncias previas. A este bloque deben sumarse otras 595 diligencias incoadas con carácter urgente.

El desglose del resumen estadístico relativo a las diligencias previas desvela que, a largo de la pasada anualidad, las diligencias previas incoadas en las dependencias de los juzgados salmantinos por posibles delitos de temática sexual ascendieron a, exactamente, 93 casos. Una simple operación aritmética evidencia que únicamente supusieron el 1% de las diligencias previas.

Violaciones y abusos

Dentro del apartado de los delitos que atentan contra la libertad sexual –las 93 diligencias previas citadas anteriormente– irrumpe un variopinto listado de casos, como las agresiones sexuales, las violaciones, los abusos sexuales tanto con acceso carnal como con engaño, el exhibicionismo y la provocación sexual, la utilización de menores con tintes pornográficos, la prostitución que sufren personas mayores que no se valen por sí mismas y de menores de edad, la producción, distribución o tenencia de material pornográfico, la corrupción de menores, el acoso por telecomunicaciones, los abusos a menores de 16 años y la exhibición y provocación sexual sobre menores.

Al igual que sucede con los delitos de temática sexual, los casos de narcotráfico también constituyen una minoría, porcentualmente hablando, en el volumen de diligencias previas a los que se enfrentan de forma cotidiana los funcionarios de los juzgados. En concreto, durante el año 2016 laFiscalía General del Estudio menciona en su informe estadístico un total de 96 casos que obligaron a la incoación de diligencias previas, todos ellos catalogados dentro del universo de la drogadicción y las prácticas vinculadas al mismo.

Las 96 diligencias practicadas comprenden hechos delictivos que están clasificados como atentatorios contra la salud pública.En el marco de este bloque de delitos emerge también el dopaje en las prácticas deportivas, así como el suministro de medicamentos y alimentos con efectos dañinos y por imprudencia.

Si el sexo y las drogas se configuran como minoritarios en la tipología delictiva, lo que contrasta y choca directamente con la creencia generalizada e imperante en este sentido entre la opinión pública, los robos, en su concepto más amplio, predominan y acaparan con contundencia buena parte de los asuntos judiciales en la fase inicial de los procedimientos, es decir, en las diligencias previas.

Corrupción y blanqueo

En concreto, el informe estadístico de la FiscalíaGeneral delEstado arroja que a lo largo de la pasada anualidad se incoaron un total de 2.367 diligencias previas por denuncias y posibles delitos contra el patrimonio, entre los que sobresalen, por su importancia numérica, los robos y los hurtos en sus diferentes modalidades. Todo ello acapara más del 24% del total.

Englobados también dentro de este epígrafe emergen los delitos de extorsiones, estafas, usurpaciones, apropiación indebida, defraudación de fluido eléctrico o análogas, la alteración de precios en concursos y subastas públicas, los daños por medios destructivos o por imprudencia, el descubrimiento de secretos empresariales, los delitos societarios, la recitación y conductas afines, el blanqueo de capitales, los daños informáticos, la corrupción deportiva, la administración desleal y las prácticas contra la propiedad industrial, entre otros

En el segundo peldaño de las diligencias previas emerge el capítulo de las lesiones, con 2.339 entre los meses de enero y diciembre de 2016, abarcando desde las producidas por imprudencia hasta las riñas multitudinarias.

Fotos

Vídeos