Daniela, primer bebé de 2018 en Salamanca y Diego, último de 2017

Teresa sostiene a Daniella, junto al padre, Raúl. /LAYA
Teresa sostiene a Daniella, junto al padre, Raúl. / LAYA

La niña pesó 2,880 kilogramos y nació a las 2:57 horas de la madrugada mediante parto natural en el Hospital Clínico

ICALSALAMANCA

Daniela Muriano se convirtió ayer en el primer bebé de 2018 en Salamanca. Aunque no tenía previsto nacer hasta el día 4 de enero, como señalaron los padres, prefirió adelantar su llegada y dar una «gran sorpresa» a toda la familia. Nació mediante parto natural a las 2:57 horas de la madrugada en el Hospital Clínico de Salamanca y pesó 2,880 kilogramos. Tanto ella como su madre, Teresa González, se encuentran en perfecto estado.

Para esta pareja de padres primerizos descendientes de la Sierra de Francia, fue «una gran noticia y una experiencia nueva» que han recibido con mucha ilusión. El padre de Daniela, Raúl Muriano, confiesa que no se esperaban esta llegada «tan rápida y madrugadora», y que serían los Reyes Magos los que trajeran la «buena noticia», pero ayer por la tarde comenzaron las contracciones y tuvieron que desplazarse desde Béjar, donde residen habitualmente, hasta el Complejo Asistencial salmantino. Para ambos fue una feliz entrada en el nuevo año, al que pudieron recibir con las uvas y poco después con el nacimiento de su primera hija.

Por su parte, el pequeño Diego, fue el último en nacer en Salamanca en 2017, y lo hizo a las 16.41 horas, también en el Hospital Clínico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos