El cuidado de los ojos frente al sol

El delegado de COOCYL, Mariano Luengo. / ANTORAZ

La exposición a la radiación solar a largo plazo puede causar cataratas prematuras

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

A la hora de ponerse unas gafas de sol hay que tener en cuenta dónde y para qué se van a utilizar. No es lo mismo la exposición en una playa, en la montaña o para conducir. En el día a día se habla de tipos de filtro, de cristales polarizados, de colores o espejados. ¿Qué finalidad tiene cada uno en la protección de los ojos? Lo aclara el delegado en Salamanca del Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla yLeón (COOCYL), Mariano Luengo, quien resalta la importancia de protegerse de las radiaciones ultravioleta, porque de no protegerse, «a la larga puede provocar desde unas cataratas prematuras, afectar al cristalino y a la retina o algún tipo de retinopatía».

El primer aspecto que hay que tener en cuenta es la calidad de las gafas de sol, en especial, que hayan pasado los controles de calidad:«Es mejor llevar un cristal blanco de calidad que uno oscuro sin ella», subraya este especialista. En este sentido, asegura que es más peligroso llevar una gafa que no te garantice que filtre bien las radiaciones ultravioletas: «Porque tu pupila se dilata y entra directamente al ojo, por lo que hace más daño», y en ese caso es mejor no llevar nada que algo que perjudique a los ojos.

Mariano Luengo considera que el uso de las gafas de sol se ha convertido en una moda, «cuando no deja de ser un producto de óptica», y advierte de los riesgos de comprar este artículo en un puesto de la calle, en un supermercado o en una tienda de ropa, «donde no han pasado los controles sanitarios oportunos».

Otro aspecto a tener en cuenta antes de utilizas unas gafas de sol es conocer los tipos de filtro, numerados del 1 al 4. En el caso de los dos primeros, son los más claros (de diferentes colores), que llegan a un 30% de absorción de la radiación solar. En cuanto a su utilidad, el amarillo está más indicado para conducir de noche, «el naranja se tiende a usar en personas con degeneración macular asociado a la edad (DMAE) para dar mayor sensación de luminosidad».

El filtro más utilizado

Sin embargo, el filtro más utilizado entre la población es el 3, que es que suele tener un mayor porcentaje de gafas de sol, y que absorbe entre un 60 y un 80% de la radiación, con colores como marrón, el gris o el verde. «Se pueden usar para la vida cotidiana y para conducir», precisa el delegado salmantino de COOCYL.

Por el contrario, el filtro 4 es específico para su utilización en alta montaña, o en lugares con mucha radiación ultravioleta. «Este tipo de gafas de sol no pueden utilizarse para conducir, está prohibido por la Dirección General de Tráfico (DGT)», argumenta MarianoLuengo. En cuanto a la utilidad del cristal polarizado, como indica este especialista, «es el más indicado para conducir», y la razón es porque elimina los reflejos de la carretera, por ejemplo, causados por el sol o el agua, en el atardecer o anochecer, etc. Lo mismo ocurre en la nieve o en el mar. «La gafa polarizada es útil para las personas que practican la pesca porque elimina todo reflejo en el agua», argumenta.

Otro complemento que puede tener unas gafas de sol es el efecto espejado, que lo que hace es reflejar más la radiación solar hacia fuera:«Es un tratamiento que se da con diferentes colores por encima del básico, como el amarillo, el naranja, el azul o el oro, y se utiliza más en la montaña o los surfistas, porque forma como un primer filtro», detalla Mariano Luengo.

Asimismo, hay que tener en cuenta que la protección de los ojos frente al sol hay que mantenerla durante todo el año, aunque con especial atención en verano «porque hace más daño», pero incluso en días nublados, «también existe la radiación ultravioleta».

En cuanto a los niños, ya desde sus primeros meses de vida hay que proteger sus ojos del sol, en especial, como afirma el delegado de COOCYL en Salamanca, «si les llevas ala playa o a la montaña», además de protegerles con una gorra con visera.

En el caso de los menores, el filtro 3 es el más adecuado, pero en la vida urbana aconseja que tampoco sea excesivo el uso de las gafas de sol en niños:«Una gorra les protege también porque si se abusa se crea una necesidad ya desde muy pequeño», advierte, aunque insiste en que en la playa si es necesario su usos ya desde bebés.

En resumen, hay que tener claro que unas gafas de sol deben de tener sus controles de calidad y que según el uso que se da, unas características determinadas. Para conducir, mejor si son polarizadas y con un filtro tres permite diferentes usos más generales.

Fotos

Vídeos