El Cristo de San Damián, al culto en San Martín

La talla de Ricardo Flecha, el día de su presentación./Laya
La talla de Ricardo Flecha, el día de su presentación. / Laya

EVA CAÑASSalamanca

Para su primer desfile penitencial, la Hermandad Franciscana también estrena varios enseres. Uno de los más destacados es la cruz guía del Cristo de las Batallas, obra del escultor zamorano Ricardo Flecha, que simboliza a la primera imagen de un crucificado de Salamanca, y a su vez, une a la hermandad con la Diócesis y con la historia de la ciudad. Como destaca el hermano mayor, José Manuel Ferreira Cunquero, es una obra «impresionante en todos los sentidos, una interpretación que él ha hecho, no es una copia».

Por otra parte, cuentan con el Cristo de San Damián, de la artista Paloma Pájaro, que como anuncia Ferreira Cunquero, quedará expuesto al culto en la iglesia de SanMartín durante todo el año, «aunque todavía no sabemos la ubicación exacta». Cabe recordar que el Cristo de San Damián es una de las grandes referencias franciscanas y por ese motivo lo han querido integrar en la hermandad.

Por su parte, el Cristo de las Batallas ya está en la iglesia de San Francisco y Santa Clara, «porque lo hemos querido vincular a los Franciscanos y es el sitio donde debería de estar». Los hermanos de fila portarán cirios y los faroles están inspirados en la Sierra de Salamanca, de La Alberca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos