Las Cortes arropan a Amoedo tras el ataque de Puente, pero piden a la Junta que «le haga más caso»

Amoedo, a la derecha de pie, durante su intervención en el pleno celebrado en Fonseca./MANUEL LAYA
Amoedo, a la derecha de pie, durante su intervención en el pleno celebrado en Fonseca. / MANUEL LAYA

El Procurador del Común defiende su independencia y lamenta que se desprestigie a la institución

Isidro L. Serrano
ISIDRO L. SERRANOSalamanca

La sesión plenaria que las Cortes de Castilla y León han celebrado este miércoles en la capilla del Colegio Arzobispo Fonseca de Salamanca con motivo de la presentación del Informe Anual del Procurador del Común ha servidio para que todos los grupos políticos sin excepción elogiasen la labro de Javier Amoedo y el grupo de trabajo que preside tras las duras críticas que recibió por parte del alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Amoedo ha defendido la «independencia» política de la institución y ha acusado al alcalde de Valladolid de haberla «desprestigiado» con sus críticas de un supuesto partidismo, que ha negado y a las que no ha dado «gran importancia».

En su contestación a los grupos parlamentarios tras presentar su informe Amoedo ha reconocido que estaba viviendo una «época no muy agradable» y, tras defender el respeto que tiene hacia las administraciones, acepten o no sus resoluciones, ha dicho que no entendía que «se pueda desprestigiar» a la institución y sus asesores, de quienes ha garantizado son «totalmente objetivos, imparciales e independientes«.

«No entiendo, me cuesta entender las palabras de un alcalde que ha desprestigiado la institución», ha dicho el Procurador del Común, quien sin embargo ha afirmado que «tras unos años en este cargo, que tenga una crítica, no tiene gran importancia».

En sus intervenciones, todos los portavoces de los grupos con representación en las Cortes han elogiado la gran labor que desarrolla el Procurador del Común y todo se equipo «ya que recogen una imagen real de los problemas e inquietudes de los ciudadanos de Castilla y León, que debería servir para que los políticos adoptemos decisiones para solucionarles y hacerle la vida más fácil».

Tudanca

El más explícito a la hora de defender a Javier Amoedo fue el portavoz socialista, Luis Tudanca, a cuyo partido pertenece el alcalde de Valladolid que criticó la labor del Procurador del Común.

Tudanca destacó la labor de una institución que denominó como la conciencia de la Comunidad. «Lo hace con responsabilidad, con discreción y, desde luego, con mucha más prudencia de la que han demostrado quienes, desde mi humilde punto de vista, han zarandeado y manoseado la Procuradoría. En todo caso, permítame pedirle disculpas por haberle colocado entre todos en medio de un fuego cruzado que usted ni ha querido ni ha buscado», ha afirmado en clara alusión al polémico episodio vivido con Puente

A renglón seguido, el portavoz y secretario regional del PSOE arremetió contra el PP por su «silencio hipócrita» cuando representantes de su partido, como el alcalde de San Juan del Molinillo (Ávila) desobedeció de forma flagrante y reiterada los requerimientos del Procurador del Común, por lo que ha sido sentenciado a una pena de inhabilitación, y recordó los muchos casos en los que el PP apoya las resoluciones del Procurador del Común y se compromete a atenderlas para luego negarse a cumplirlas.

Esta crítica, unida al elogio a la labor de la institución, ha sido la tónica general en las intervenciones del resto de portavoces. Pablo Fernández (Podemos), Luis Fuentes (Ciudadanos), José Sarrión (IU) y Luis Mariano Santos (UPL) alabaron su gestión y reclamaron respeto al Procurador del Común y denunciaron de nuevo que la Junta y el PP elogien la labor Javier Amoedo pero no se tengan en cuenta, ni se cumplan y se queden en «papel mojado» sus resoluciones.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz sostuvo que sin respeto al comisionado no tiene sentido la institución y defendió que las recomendaciones «ni son ni pueden ser vinculantes». De la Hoz, apeló a la dignidad de la política y al respeto a las resoluciones de la institución y afeó a Tudanca que comparara el caso del alcalde de Valladolid, el «único que ha insultado» al Procurador por «revelar una irregularidad» con el del alcalde de San Juan del Molinillo. «La dignidad política está relacionada con la capacidad de distinguir en momentos», afirmó, en una frase que atribuyó al socialista Jesús Quijano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos