El coronel Manuel Sánchez afirma que el asesino de Diana Quer «tenía los días contados»

El coronel Manuel Sánchez, junto a Lorenzo Silva, llegan a un auditorio abarrotado./Manuel Laya
El coronel Manuel Sánchez, junto a Lorenzo Silva, llegan a un auditorio abarrotado. / Manuel Laya

El máximo responsable de la investigación del asesinato de la joven presenta en Salamanca el libro 'Sangre, sudor y paz' sobre los años de lucha de la Guardia Civil contra el terrorismo de ETA

ICALSalamanca

El coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, afirmó hoy que el asesino de Diana Quer «tenía los días contados» puesto que, aunque no hubiese tratado de realizar el intento de secuestro por el que finalmente fue detenido, «falta muy poco tiempo para presentar las pruebas que faltaban ante el juez».

De hecho, Sánchez Corbí aseguró que «no se le podía haber detenido antes porque no había pruebas», ya que «en España funciona el imperio de la ley y se trabaja con pruebas». Así, señaló que José Enrique Abuín, 'El Chicle', «tenía ventaja, jugaba en su terreno, conocía como trabajaban las fuerzas de seguridad y sabía como esquivarnos y cómo no caer en dejar pruebas que le incriminaran».

Sin embargo, y gracias al trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, «era cuestión de tiempo y tarde o temprano llegarían», por lo que reafirmó que «cuando se le detuvo tenía sus días contados» puesto que «solo faltaba poder situarlo en el sitio y la hora donde estuvo Diana en sus últimos momentos» porque «todo apuntaba que era él».

Sí reconoció Sánchez Corbí que «una cosa era fundamental, no tanto detener al asesino sino encontrar el cuerpo, que no era fácil». Y es que «detenerlo hubiésemos podido porque la sospecha era muy fuerte pero sin el cuerpo, desde el punto de vista humano por los padres, era un fracaso». «Ser sospechoso era una parte de la película pero nos faltaba redondear toda la operación», concluyó el coronel jefe de la UCO.

Lucha contra ETA

Sánchez Corbí realizó estas declaraciones durante su presencia en el Teatro España-Duero de Salamanca para presentar el libro 'Sangre, sudor y paz' sobre los años de la lucha de la Guardia Civil contra el terrorismo de ETA, del que es co-autor junto al escritor Lorenzo Silva y al investigador Gonzalo Araluce.

El coronel jefe de la UCO aseguró que esta es «una página triste de la historia de España, porque durante décadas los telediarios abrían con atentados, bombas y muertos». Sin embargo, celebró que «eso hoy en día es historia» y relata que en el libro «se cuenta todo, cómo fue posible que desde ese estado en el que vivíamos llegáramos al actual, donde la gente de 20 años ya no sabe lo que es ETA», por lo que afirmó que «es una historia muy triste pero que acaba bien».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos