FÚTBOL - Fase de ascenso a Segunda B

Corazón extremeño y deseo firme unionista

Los extremeños Cristo Medina y Carlos López posan para El Norte en la Puerta Zamora/MANUEL LAYA
Los extremeños Cristo Medina y Carlos López posan para El Norte en la Puerta Zamora / MANUEL LAYA

Los dos jugadores extremeños querían otro rival en la eliminatoria de play-off de campeones pero dejarán de lado los sentimentalismos para subir con Unionistas

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Dos jugadores de la plantilla de Unionistas de Salamanca no estaban especialmente contentos el pasado lunes, tras conocer el resultado del sorteo de la eliminatoria de campeones a Segunda B. Su actual club se tendrá que enfrentar por el ascenso directo al Don Benito de Badajoz. La razón, que seguro es bien entendida por todos los seguidores unionistas es que ambos son nacidos en Extremadura :Cristo Medina, el pichichi histórico de Unionistas, nacido hace 31 años en la localidad de Pueblonuevo del Guadiana (Badajoz), y Carlos López, nacido en Badajoz hace 21 años.

Los dos están centrados cien por cien en lograr el ascenso con Unionistas...pero no querían hacerlo a costa de un equipo de su tierra. Los dos además ya saben lo que es subir a Segunda B. Cristo nada menos que en cinco ocasiones (Cerro Reyes, Sporting Villanueva, Burgos CF, Mérida y Extremadura) y disputará con Unionistas su décimo play-off a la categoría de bronce. Carlos, diez años más joven, ya lleva dos -subió con el Zaragoza B y no lo hizo con el Arroyo-.

«Yo no quería ni equipos de las islas ni el extremeño por razones obvias. Tengo amigos allí, me llevo muy bien con el entrenador, que fue mío también», señala Cristo que añade que «cuando corra la bola se acabaron las amistades y centrado cien por cien en subir con Unionistas. Luego ya he dicho que iré a apoyarles en las dos siguientes eliminatorias para que suba el Don Benito». Por su parte, Carlos López significa que «mi primera reacción al ver el papel del Don Benito fue mirar a Cristo. Tienes un poco el corazón partido, pero también contento porque podremos ascender en casa ante nuestra familia y en mi tierra».

Haciendo de ojeador para la afición de Unionistas, Cristo desvela cómo es el rival :«Es un equipo que a priori no estaba hecho para se campeón pero sí para entrar en play-off. Han llegado al final en una dinámica muy positiva y eso es un poco peligroso para nosotros. Es un bloque, defensivamente el menos goleado del grupo, y tiene bastantes individualidades arriba. Sobre todo Abraham Pozo, que es amigo mío y casi mi hermano pequeño porque es del mismo pueblo que yo. Además, el portero es muy bueno, con un gran uno contra uno, José Manuel, mediapunta que utiliza las dos piernas».

Carlos López apunta que «tengo varios buenos amigos allí como Juanlu o Adri, y a los demás los conozco casi a todos. Como equipo los números hablan muy bien de ellos. Es un equipo serio que compite muy bien en su campo. Hay que tener cuidado con los cuatro arriba porque tienen mucha calidad».

Sobre la calidad del grupo extremeño, «desde que se implantó el nuevo sistema, los equipos de Extremadura han subido en muchas ocasiones, de las comunidades que más ascensos tiene. La gente está un poco confundida por con el nivel del fútbol en mi tierra. Quizá no es Castilla y León, Cataluña o Valencia, pero está muy cerquita.Yno ha que olvidarse del calor a estas alturas, que a muchos equipos les cuesta adaptarse», dice Cristo.

Para el pichichi, la clave en casa «es no encajar ningún gol en Las Pistas e intentar ir con ventaja. Un 1-0 ya es un gran resultado. Hay que ser fuertes en la estrategia porque ellos son muy fuertes y dejan mucha gente descolgada porque son rápidos. No podemos desconcentrarnos ni un minuto». Una idea que comparte el medio:«Para nosotros es clave no encajar y ganar. Suele haber mucho respeto, pero nosotros saldremos a ganar, queremos ser los protagonistas».

Cristo sí se ve en Unionistas en Segunda B la próxima temporada. «Sí, si ascendemos me quedo 100%. Vine para ello y tengo contrato y el club cuenta conmigo. Ojalá pueda jugar aquí en Segunda B, creo que me lo merezco porque he hecho dos años buenos, con 40 goles. Quiero vestirme de unionistas en Segunda B. Espero hacer este sueño realidad». Por su parte, Carlos dice que «si subimos seguir sería una opción muy buena para la próxima campaña», finaliza el centrocampista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos