La congelación de las tasas municipales oculta leves subidas en diez ordenanzas

El portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, interviene en un pleno municipal. /MANUEL LAYA
El portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, interviene en un pleno municipal. / MANUEL LAYA

El PSOE asegura que la bajada del 5% en el IBI en 2019, pactada por PP y C’s, solo supondrá para el bolsillo del contribuyente una rebaja anual de «entre 15 y 18 euros»

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El PP y Ciudadanos han pasado del «idilio amoroso» que entablaron a través del pacto suscrito por ambas formaciones políticas a «un matrimonio consumado e indisoluble», fruto de la estrategia desarrollada por el tercer teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, que fue definido ayer como «un Celestino» por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Luis Mateos. El edil socialista exhibió esta sutil ironía a la hora de resumir lo acontecido en la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior, donde el PP sacó adelante su iniciativa de modificar 19 ordenanzas municipales. C’s optó por abstenerse –previsiblemente secundará esta modificación en el pleno municipal de este viernes– y el PSOE y Ganemos también se abstuvieron, pero con un mensaje de profunda discrepancia.

Pese a que el grupo de gobierno se ha jactado de que los impuestos y las tasas municipales quedarán congelados en 2018, lo cierto es que en 10 de las 19 ordenanzas modificadas ayer se incorporan ligeras subidas, cifradas porcentualmente en un 0,9% , debido a la variación bianual del IPC. Son los casos de las tasas del agua y la recogida de basuras, así como los precios públicos de la piscina municipal del Helmántico. También se incrementa el estacionamiento en la zona azul de la ORA. En cambio, quedan congeladas totalmente las tasas del autobús urbano y del resto de las piscinas de titularidad municipal.

José Luis Mateos cargó especialmente sus críticas contra la prometida rebaja del 5% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para el año 2019, consensuada por populares y naranjas la pasada semana, dado que obedece, a su juicio, a intereses puramente electoralistas. Según sus cálculos, para el bolsillo del contribuyente únicamente representará un bajada real de «entre 15 y 18 euros» en el recibo anual. En cambio, los socialistas propusieron en agosto de 2015 una disminución del impuesto mucho más ambiciosa y relevante (un 10%), lo que equivaldría «a estas alturas a una rebaja de 150 euros por año».

Mateos insistió en que el pacto para la bajada del IBI en 2019 suscrito por el PP y Ciudadanos se acompaña también con otro preacuerdo para sacar adelante los presupuestos de las anualidades de 2018 y 2019.

Además, Mateos elevó el tono de sus objeciones cuando afirmó que con esta estrategia Ciudadanos «está extendiendo la alfombra roja a Mañueco en su marcha triunfal hacia su candidatura a la presidencia de la Junta». E incluso fue más allá en sus aseveraciones cuando auguró, en clave sarcástica, que en los comicios de 2019 no habrá «dos papeletas» diferenciadas entre el PP y Ciudadanos frente a las urnas, «sino solo una».

Fotos

Vídeos