Los comerciantes reclaman que las rebajas vuelvan a contar con un calendario propio

Una mujer sale de un establecimiento comercial del centro de la ciudad./MANUEL LAYA
Una mujer sale de un establecimiento comercial del centro de la ciudad. / MANUEL LAYA

Consideran que el modelo actual «desorienta» al consumidor, pero confían en subir sus ventas un 3%

RICARDO RÁBADE / WORD

La fiebre de las rebajas ya se ha disparado. Los consumidores han aprovechado que una parte de los comercios han colgado los llamativos carteles de descuentos en sus escaparates para hacer las primeras compras, pensando sobre todo en concretar sus regalos con motivo de la llegada de los Reyes Magos.

La Asociación de Empresarios del Comercio (Aesco), que se encuentra integrada en la patronal CES, prevé que la campaña de rebajas supondrá para el comercio de proximidad un incremento anual de las ventas del 3% y considera que es el momento idóneo para que «se lleve a cabo una profunda reflexión sobre la situación de las rebajas en nuestro país».

Desde las filas de Aesco se entiende que el actual modelo liberalizado «desorienta al consumidor», ya que los ciudadanos no tienen claro cuál es el mejor periodo para hacer sus compras y, por ello, junto con la Confederación Española de Comercio (CEC), de la que forman parte como miembro integrante, vuelven a pedir a la Administración pública que «establezca un periodo de rebajas mejor definido en el calendario»», tal como sucedía hasta julio de 2012, puesto que «permitiría una mejor promoción de las rebajas y una mayor aceptación de las mismas».

El presidente de Aesco, Benjamín Crespo, señala que el modelo actual «perjudica al comercio minorista que tiene que ajustar mucho el precio, lo que repercute en la rentabilidad de los negocios». Crespo resalta que «el efecto llamada de las rebajas se ha perdido en cierta manera y ahora nos encontramos con promociones todos los meses, más o menos agresivas, lo que hace que el consumidor pierda el interés real y lo acostumbremos a que siempre pida un descuento cuando entre en un establecimiento»

Pese al adelanto en los descuentos que ha llevado a cabo parte del sector, la mayoría del comercio de proximidad sigue manteniendo el 7 de enero como fecha para el inicio de las rebajas, una campaña para la que se prevé un crecimiento interanual en las ventas de aproximadamente un 3%. «Es una época en la que se depositan muchas esperanzas y en la que se espera relanzar las ventas en el comercio minorista, pero también tenemos que ser prudentes», expresa Benjamín Crespo, dado que a escala nacional se espera una campaña breve y dispersa, con las ventas en rebajas concentradas en los primeros 10 ó 15 días.

La ropa, el calzado y los complementos serán de nuevo este año los productos más adquiridos en las rebajas, seguido por este orden de los perfumes, el textil y el calzado deportivos, los libros y la tecnología móvil.

Si el gasto medio por persona se situó el año pasado cerca de los 100 euros, en estas próximas rebajas se puede incluso superar esta cantidad, sobre todo si se tiene en cuenta la visión más positiva del crecimiento de la actividad comercial en Salamanca y que el índice de confianza del consumidor ha subido dos puntos en diciembre (102,5 puntos), su mejor lectura desde el pasado mes de septiembre, debido a la mejora de las expectativas de los ciudadanos, así como a su valoración sobre la situación actual.

Por lo que se refiere a los porcentajes de descuento, se espera que durante estos primeros días se sitúen entre un 30 y un 50%, pudiendo llegar hasta un 70% u 80% a mediados y al final de la campaña.

Por su parte, Adecco calcula que la nueva temporada de rebajas permitirá crear 5.500 contratos enCastilla y León, lo que supone un incremento del 9% en comparación con el pasado año. La provincia que más contratos rubricará será Valladolid con unos 1.400, seguida en segundo lugar por Palencia con 1.260 y Burgos con 1.010.Entre estas tres provincias sumarán más del 66% del empleo que se creará en la región. Segovia se quedará con la mitad de empleos (1.560).

En el otro extremo de la balanza se sitúan Soria (135 empleos), Zamora (225), Ávila (290)yLeón (305). En el escaso específico de la provincia de Salamanca, los cálculos apuntan a la generación de 340 nuevos empleos.

En Castilla y León despuntan los incrementos de Palencia ySalamanca, ambas con aumentos del 15%. También por encima de la media se ubican Ávila,Burgos ySegovia, que crecerán un 10% cada una de ellas. Ya por debajo de la media nacional, que oscila en torno al 8%, se sitúan Valladolid y León, con una subida del 5% ambas, Zamora (3%) ySoria, que igualará las cifras de la pasada anualidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos