Los comerciantes piden derogar la norma que permite establecer rebajas todo el año

Un hombre mira un escaparate con productos rebajados en un establecimiento del centro de la capital. / WORD

Afirman que la ley actual «desvirtúa» la etapa de descuentos y anula el efecto llamada

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

Dos semanas después del comienzo oficioso de las rebajas de verano, los comerciantes de la ciudad empiezan a hacer balances de esta época de descuentos.

El secretario de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (Aesco), Emilio Checa, afirma que los primeros días «no han resultado tan satisfactorios como preveían las expectativas de los comerciantes». En algunos casos esperaban mejor sus ventas incluso un 5% y así ha sido, pero la mayoría de comerciantes han experimentando unos resultados muy similares a los del año pasado. Eso sí, Checa añade que «no hay insatisfacción» en el gremio porque las ventas de la campaña ordinaria de 2017 han sido mejores que las de 2016. Las rebajas «quizá» no estén cumpliendo todas las previsiones, pero la situación global de este año las compensa. Además, los días tórridos y las olas de calor que estamos padeciendo siempre animan las ventas.

La pregunta es por qué las rebajas ya no son lo que fueron. Las imágenes de comercios abarrotados y colas en las cajas casi han pasado a la historia.

Emilio Checa explica que se debe a la liberalización total decretada por el Gobierno hace ya cinco años. En su momento se aprobó una ley nacional que cada Comunidad Autónoma ha desarrollado y que, grosso modo, ha acabado con los periodos de rebajas tradicionales de invierno y verano. Checa añade que «en su día se entendió» que la ley podría incentivar el consumo y «alentar» a los comerciantes y los compradores, pero que ahora, con lo peor de la crisis ya superado, la norma podría esta haciendo más mal que bien. El gremio de comerciantes entiende que «se desvirtúa que en medio de junio ya haya rebajas en unos establecimientos y en otros no. Se valoran más los primeros días, pero hay algunas tiendas que llevan semanas con las rebajas. Los consumidores no tienen las expectativas que tenían antes porque siempre hay días de rebajas».

Regreso a la tradición

Así, los comerciantes de Salamanca, Castilla y León y prácticamente toda España mantienen una opinión «unánime»: hay que derogar la normativa y volver a la etapa anterior. «Ya que la economía ha mejorado y hay más gasto, entendemos que se puede volver» explica Emilio Checa. «Estaba asumido» que los grandes descuentos de verano empezaban el 1 de julio «y, quitando la Navidad, eran los días de más consumo del año. Ahora es el ‘black friday’».

«No hay insatisfacción» con la rebajas de julio porque la campaña ordinaria ha sido buena

Los gremios de comerciantes esgrimen estudios de mercado que probarían que las rebajas ‘tradicionales’ eran más beneficiosas para el sector. «Es una demanda y una reclamación nacional, de todo el sector, unánime», confirman desde el ramo. En el caso de Aesco, han pedido a la confederación regional Conferco que transmita a la Dirección General de Comercio los deseos de los comerciantes de que el Gobierno derogue la normativa nacional.

Al margen del capítulo rebajas, la situación general del comercio salmantino es esperanzadora. Emilio Checa asegura que el índice de confianza está creciendo y que lo largo del año han «han aumentado mes tras mes las cifras de ventas, excepto en los primeros días de rebajas». Los vendedores son «optimistas» con lo que queda de año. Si 2015 y 2016 fueron los años de la «recuperación» tras la demoledora crisis económica, 2017 podría ser el año «de la consolidación definitiva» del comercio local. El secretario general de Aesco confía en que «dentro de dos o tres años» estemos al mismo nivel de ventas y de negocios que antes de la crisis.

Fotos

Vídeos