Ciudadanos se une al PSOE yGanemos para acorralar al PP en el caso Corona Sol

Los concejales de la corporación local, en un momento de la sesión plenaria que celebraron ayer en el Ayuntamiento/Manuel Laya
Los concejales de la corporación local, en un momento de la sesión plenaria que celebraron ayer en el Ayuntamiento / Manuel Laya

ElAyuntamiento deberá restaurar la «legalidad urbanística conculcada» por la edificación del hotel

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

Ciudadanos se alejó ayer de la estrategia del Partido Popular y decidió sumarse al PSOE y Ganemos acorralando al grupo de gobierno en el eterno litigio urbanístico por la construcción del Hotel Corona Sol.Los ediles socialistas y naranjas y los concejales de la agrupación de electores lograron que el pleno delAyuntamiento aprobara una moción, con el voto contrario delPP, en cuyo texto se exige al alcalde Alfonso Fernández Mañueco y a su grupo de gobierno que «ordene a los servicios municipales correspondientes que lleven a cabo todas las actuaciones necesarias para la restauración de la legalidad urbanística conculcada» por la construcción del establecimiento hotelero.

La ratificación de la moción recibió los aplausos de los vecinos afectados que, agrupados en torno a la asociación Avemur, estuvieron presentes durante el debate plenario. Durante el particular rifirrafe dialéctico, el concejal de Ganemos, Gabriel Risco, subrayó que la construcción del hotel supuso un exceso de edificabilidad de 800 metros cuadrados y pidió que se trate por igual a «todo el mundo, ya sea el propietario de un hotel o un vecino de la calle Alarcón». En parecidos términos se expresó el portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, quien subrayó que los vecinos «solo quieren tranquilidad y el cumplimiento de la ley, ya que la defensa del interés general debe prevalecer siempre».

El primer teniente de alcalde,Carlos García Carbayo, rechazó las tesis de la oposición y recalcó que el equipo de gobierno tramitó el expediente de este controvertido inmueble «en consonancia con los informes técnicos». El concejal de Fomento y Patrimonio aseguró que «no nos hemos salido del camino marcado por los expertos municipales y no se nos puede hacer reproche alguno».También puntualizó que si los técnicos municipales hubieran podido llegar a equivocarse «será un tribunal en sentencia firme quien lo desdiga». García Carbayo elevó el tono de sus argumentos cuando acusó a la oposición de «ser juez y parte» en el caso, ya que «han impedido la restauración de la legalidad votando en contra de una modificación realizada legalmente». Risco contraatacó al proclamar que «de cada tres palabras» que pronuncia García Carbayo, «dos no son verdad» y lo único que hace el grupo de gobierno es dedicarse a «amenazar y meter mucho miedo». En su opinión, la modificación del Plan General de OrdenaciónUrbana que intentó sacar adelante el PP en el pleno del pasado 7 de febrero «solo pretendía beneficiar a Palco 3», que es la propietaria del hotel.

La sesión plenaria incluyó momentos de especial tensión dialéctica.La alusión de Gabriel Risco a la reciente sentencia del TribunalSuperior de Justicia de Castilla yLeón, que ha anulado la adjudicación del contrato del alumbrado público a la empresa Aceinsa, provocó un irónico comentario del alcalde Alfonso Fernández Mañueco, quien se dirigió a Risco indicándole que «está agarrando el rábano por las hojas», dado que se había salido por completo del asunto marcado en el orden del día, que consistía en una modificación puntual del contrato del alumbrado público para realizar una inversión de 1.500 euros en los pasos de peatones de la plaza de Madrid y la calle Conde DonVela.

En otro momento de la sesión plenaria, Risco volvió a cargar contra García Carbayo, a quien le recordó, esgrimiendo el dicho popular de que «se cree el ladrón que todos son de su condición».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos