Ciudadanos se jacta de haber logrado que los contratos municipales ya no sean sospechosos

FernandoCastaño, durante su comparecencia ante los periodistas. /MANUEL LAYA
FernandoCastaño, durante su comparecencia ante los periodistas. / MANUEL LAYA

Castaño recalca que la Comisión de Contratación que preside desde hace dos años en el Ayuntamiento sobresale por «su limpieza»

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El presidente de la Comisión de Contratación del Ayuntamiento y concejal de Ciudadanos, Fernando Castaño, se congratuló ayer de los logros cosechados por la formación naranja desde hace dos años, cuando comenzó a encabezar este órgano municipal. «Puedo afirmar que los contratos municipales están libres ahora de cualquier sospecha y esta comisión está limpia», sentenció Castaño, quien puntualizó en este sentido que «no sé cómo estaba antes, pero ahora pongo la mano en el fuego por cada uno de los pliegos que convoca el Ayuntamiento».

Castaño también valoró en términos positivos la labor desplegada por el resto de concejales que integran la citada comisión, desde el socialista Arturo Ferreras hasta los ediles del PP, Carlos García Carbayo, Almudena Parres y Javier García Criado, incluyendo también, pese a su «talante destructivo», al concejal de Ganemos, Gabriel Risco. De hecho, llegó a definir a Ferreras y Risco como «auténticos perros de presa» por vigilar con especial rigor y seriedad los contenidos específicos de cada pliego.

Castaño rememoró que cuando aceptó el reto de presidir la Comisión de Contratación lo hizo «con más terror que ilusión». Además, la gestión desarrollada por los ediles ha contado con la estrecha colaboración y apoyo, en todo momento, de los funcionarios municipales. «La primera línea de defensa del Ayuntamiento son los funcionarios, absolutamente independientes y honrados».

Se adjudicaron obras a 128 contratistas, 45 en el área de los servicios y 34 de suministros por un importe total de 11,5 millones

El edil de C’s resumió estos dos años con datos especialmente jugosos y elocuentes. En 2015, por ejemplo, el volumen de contratación ascendió a los 2,5 millones de euros y en 2016 se situó en los 8,9 millones, por lo que se rondó los 11,5 millones. Todo ello cristalizó en concursos que fueron resueltos a favor de 128 contratistas en materia de obras, 34 en el apartado de los suministros y 45 en el bloque de los servicios.

A la hora de hacer balance, resaltó como éxitos logrados la disminución del número de los procedimientos negociados sin publicidad, el aumento de las cláusulas sociales, la reducción de la solvencia para que entren nuevos licitadores y la aplicación de más de 40 medidas de ahorro energético. Como contrapunto negativo, ha aumentado la burocracia y teme que se rompa el consenso cosechado, sobre todo por la progresiva «podemización» del PSOE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos