Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio pide una actuación «de calado» en el Tormes

Basura en el lecho del río junto al puente Enrique Estevan. /LAYA
Basura en el lecho del río junto al puente Enrique Estevan. / LAYA

Afirma que las instituciones «tienen olvidado el río» y exige limpiar el lecho y retirar la maleza de las orillas, entre otras intervenciones

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio considera que las actuaciones en el río Tormes «no deben demorarse más allá de lo estrictamente necesario» y deben ser «de mayor calado que el anunciado». «No se trata únicamente de retirar la multitud de residuos, que ahora son visibles para sonrojo colectivo, se trata de que podamos ver el río y, en consecuencia, la estampa de Salamanca, sin tener que avergonzarnos como hasta ahora», afirman.

La conversación del alcalde de Salamanca con la CHD «no tiene nada de extraordinaria», salvo que se ha producido «con diez días de demora y únicamente para recordar la protección de la Pesquera del Tormes y las competencias de cada institución». Y es ahora, a partir de esa conversación, «cuando se demostrará si el interés y la voluntad por reparar la pesquera y que el río y la ciudad vuelvan a recuperar su imagen son verdaderos».

A juicio de la Asociación y de buena parte de la sociedad salmantina las instituciones «tienen olvidado el río», el cual carece del obligatorio Plan Especial de Protección o de inversiones para su mantenimiento y limpieza. Tal es así que «el Ayuntamiento sólo ha anunciado la retirada de residuos en vez de plantearse una acción global, para la que tampoco hace falta un gran presupuesto ni mucho tiempo en la ejecución».

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio teme que no sólo las actuaciones que se llevarán a cabo «serán mínimas», si no que «se demorarán en el tiempo aunque no tanto como ocurre con la Pesquera de Tejares». Ésta es«una buena motivación de lo que no puede ocurrir en la Pesquera del Tormes».

El abandono del río Tormes a su paso por Salamanca «no sólo se resume en los residuos que se han vertido al fondo», sino también «en la imagen del mismo especialmente entre el Puente de Enrique Estevan y el Puente del Pradillo en sendas márgenes». Es «sorprendente y lamentable para los miles de salmantinos que se acercan a pasear por esta zona, que estando a cinco metros del río éste no sea visible porque las márgenes estén pobladas por multitud de vegetación que ha surgido de forma espontánea, masiva, desordenada y alcanzando dimensiones realmente importantes». A las orillas del río «debe y tiene que haber vegetación de ribera y autóctona pero la realidad pone de manifiesto que no existe una actuación estudiada, coordinada y sensata que vincule el río y la ciudad en compañía de una buena vegetación».

Lo mismo ocurre en el Arroyo Zurguén «donde el redescubierto dique y su entorno se encuentran ocultos entre la maleza». Es más, «el tramo en que fue canalizado se encuentra estancado y lleno de vegetación y residuos, poniendo de manifiesto la falsedad de los motivos con los que se acometió dicha actuación. Incluso la poda de arbolado practicada hace cuatro años entre el Puente de Enrique Estevan y el Puente del Pradillo no fue completamente satisfactoria ya que en las inmediaciones del Puente Romano no se extrajeron las raíces de los árboles».

Por todo ello, Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio entiende que es necesario que el Tormes y el Arroyo Zurguén cuenten con un Plan Especial de Protección medioambientalmente aceptable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos