Ciudad Rodrigo triplica el número de bonificaciones de la escuela infantil

Una de las actividades desarrolladas en esta escuela infantil./S. G.
Una de las actividades desarrolladas en esta escuela infantil. / S. G.
Ciudad Rodrigo

En la actualidad, 45 niños gozan de algún tipo de subvención para lo que se han establecido 10 baremos diferentes

REDACCIÓN / WORDSalamanca

Los resultados saltan a la vista». Con esas palabras, resume el teniente de alcalde y concejal de Educación, Domingo Benito, los datos que arroja la Escuela Municipal Infantil José Manuel Hidalgo, tras la aplicación de nuevos criterios y mayor financiación municipal a través de subvenciones a las familias.

Según los datos municipales, el número de alumnos ha aumentado y la modificación de la ordenanza fiscal se ha notado especialmente en el número de familias que tienen bonificación, que se ha triplicado, pasando de los 14 de 2014 a los 45 que existen en la actualidad.

Recuerda Benito que «el Ayuntamiento ha aprobado dos grandes reformas del sistema de precios» y la primera, a las pocas semanas de la constitución de la nueva corporación que supuso la incorporación de nuevos tramos y que ya permitió la aplicación de coeficientes de hasta un 80% de bonificación. La segunda de esas «grandes reformas» ha tenido lugar durante el ejercicio 2017 y ha comenzado a aplicarse en este mismo curso 2017/2018. En concreto, se ha fijado la aplicación de hasta 10 tramos de bonificación, que oscilan entre el 10% y el 90%; la incorporación de bonificaciones en el comedor así como la asunción de la matrícula en algunos casos.

El objetivo era, en palabras de Domingo Benito, que «ningún niño o niña se quede fuera del servicio por motivos económicos», algo que, «en una situación en la que las familias pueden acceder al servicio a partir de 16 euros en función de la renta, actualmente, parece asegurado».

Igualmente, Benito califica como «muy notable», la evolución positiva del gasto ejecutado realmente en este sentido por parte del Ayuntamiento, «prueba palpable del compromiso con el gasto social y el mantenimiento de un servicio básico para la ciudadanía», añade.

Así, en el ejercicio 2013, la aportación municipal fue de 1.704,11 euros; en 2014 de 4.367,73 euros; de 13.617,60 euros en 2015: de otros 17.064,58 euros en 2016 y de 24.442,82 euros en este ejercicio.

Los gastos asumidos por el Ayuntamiento han evolucionado, tal y como ponen de manifiesto, sobre todo en lo que va de año, ya que «este compromiso se ha multiplicado» y «en 2017, el Ayuntamiento habrá comprometido gastos para facilitar este servicio a la ciudadanía en cantidades que cuadruplican las de 2014», aprecia.

Su valoración va más allá, y destaca como «muy significativo» el hecho de que el Ayuntamiento destinó en el curso 2014/2015 (de septiembre a diciembre de 2014 y hasta agosto de 2015) un total de 8.045,11 euros mientras que en el curso 2015/2016 (de septiembre a diciembre de 2015 y hasta agosto de 2016), un total de 20.577,66 euros, dos veces y media más.

Para Domingo Benito «esto ha sido posible por el aumento significativo del presupuesto social así como por el compromiso de este equipo de gobierno con las políticas sociales y los servicios públicos que generan derechos de ciudadanía».

Escolarización

Independientemente del servicio que presta esta escuela infantil desde el punto de vista de la conciliación de la vida familiar y laboral, desde el equipo de Gobierno se ha planteado, desde el principio, con un servicio necesario para la escolarización temprana y que va a repercutir en el rendimiento escolar futuro. «Eso es algo que está demostrado por numerosos estudios realizados al respecto y señalado en la mayor parte de los informes nacionales e internacionales sobre educación». De esta forma, entienden que «este servicio no puede estar vinculado exclusivamente a la conciliación de la vida laboral y familiar sino que tiene un potencial educativo importante que debe priorizarse y, en consecuencia, debemos avanzar para que al mismo puedan acceder cualquier tipo de alumnos y alumnas, señala Domingo Benito, quien añade que «los datos de matriculación y bonificación demuestran que ahora están pudiendo acceder a este servicio niños y niñas cuyas familias, con el anterior sistema de precios, no hubieran podido permitírselo».

Sin ningún tipo de bonificación, el precio por acudir a este centro cuatro horas diarias es de 161 euros y si se trata de ocho horas cada día, la cifra se eleva hasta 231 euros.

A partir de ahí, y en función de la renta, las posibilidades son muchas pero por ejemplo, si la renta por cada uno de los componentes de la unidad familiar es de menos de 150 euros al mes, se aplica una bonificación del 90% lo que quiere decir que esa familia pagaría 16,10 euros al mes por cuatro horas o 23,10 euros al mes si fueran ocho horas diarias.

En ningún caso se aplica bonificación cuando la renta per cápita del hogar es superior a los 820 euros al mes.

Fotos

Vídeos