Cerca de 140 hermanos cargan los cuatro pasos de la Seráfica

Imagen del Cristo de la Agonía./LAYA
Imagen del Cristo de la Agonía. / LAYA

Esta tarde será la última vez que las religiosas de las Úrsulas sean testigos del inicio de la procesión ya que abandonan el convento

E. C. / WORD

En el convento de Las Úrsulas se vivirá esta tarde un momento triste cuando los hermanos de la Seráfica Hermandad de Nazarenos del Cristo de la Agonía se despidan de las religiosas que durante cinco siglos han vivido en ese convento, pero que ante la falta de vocaciones se ven obligadas a cerrarlo en unos días.

El hermano mayor, Julián Pérez-Moneo, quiere tener un recuerdo para todas ellas este día, y además, el próximo domingo, 1 de abril, han organizado un homenaje de despedida a las 11:00 horas, «a unas monjas que han estado con nosotros desde el año 1940».

Debajo de los cuatro pasos que saca esta hermandad en procesión carga una media de 30 a 40 cofrades, que como cada año fuera del paso van custodiados por las fuerzas y cuerpos de seguridad (Policía Nacional y Local) con uniformes de gala. Además, destacar que en la presidencia irán tres representantes de la Cámara de Comercio, ya que en este gremio tiene su origen esta hermandad. Para su hermano mayor, uno de los momentos más especial se vive a la llegada del centro, «cuando los cuatro pasos forman juntos a la puerta de las Úrsulas y celebran un pequeño acto de despedida», sobre las 23:30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos