Cerca de 1.600 alumnos de 58 naciones estudiarán español este verano en la Usal

Estudiantes de los Cursos Internacionales de Lengua y Cultura Españolas asisten a la ceremonia de inauguración en el Paraninfo de las Escuelas Mayores.
Estudiantes de los Cursos Internacionales de Lengua y Cultura Españolas asisten a la ceremonia de inauguración en el Paraninfo de las Escuelas Mayores. / VÍCTOR ANTORAZ

Estados Unidos vuelve a ser el país que aporta más matriculados, seguido de China, Brasil y Japón

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La Usal rebosa cosmopolitismo a raudales gracias a sus Cursos Internacionales de Lengua y Cultura Españolas, cuya LIV edición arrancó ayer en el Paraninfo de las Escuelas Mayores en el transcurso de un acto académico encabezado por el rector Daniel Hernández Ruipérez. El pistoletazo de salida de la programación docente estival del Estudio salmantino contó con la conferencia inaugural que impartió el director del Centro de Estudios Mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en España, Andrés Ordóñez, quien disertó con una alocución titulada ‘Iberoamérica en el siglo XXI. Viaje, aventura e identidad’.

El 67% de los alumnos proceden de América y los países árabes solo aportan un ínfimo 0,38%

Durante la ceremonia, Ruipérez y Ordóñez estuvieron acompañados en todo momento por la vicerrectora de Internacionalización, María Ángeles Serrano; el vicerrector para la Conmemoración del VIII Centenario, Mariano Esteban; y el consejero delegado de Cursos Internacionales, José Miguel Sánchez Llorente.

El rector dio la bienvenida a los alumnos que estudiarán en esta nueva edición de Cursos Internacionales y les recordó que «asomarse a una nueva lengua supone ver el mundo de una manera distinta». Asimismo, destacó que el idioma español «es de las pocas lenguas que tiene el privilegio de ser muy libre del confinamiento espacial» e invitó a reflexionar a los nuevos estudiantes sobre si «la lengua que van a aprender es solo una o son muchas». En este sentido, el rector consideró el hecho de que la conferencia inaugural corriera a cargo del mexicano Andrés Ordóñez como una muestra más de las semejanzas que unen a España y México y a la Usal y a la UNAM en el marco del Espacio Común Latinoamericano y Europeo de Enseñanza Superior.

Salamanca y la UNAM mexicana constituirán la nueva cátedra Francisco de Vitoria

Un total de 1.564 estudiantes procedentes de 58 nacionalidades distintas se han matriculado en esta nueva edición de los cursos de español de la Usal, un Estudio con ocho siglos de historia que, desde que en 1492 Elio Antonio de Nebrija publicase la ‘Gramática de la Lengua Castellana’, no se ha cansado de prodigar sus esfuerzos a la enseñanza del español a extranjeros.

Tras recordar a los escritores ilustres que han pasado por la Universidad desde entonces, José Miguel Sánchez Llorente destacó que «la aventura de Cursos Internacionales se inició en el verano de 1929» y que actualmente en la Usal «estudian español de forma presencial unos 7.500 alumnos de más de 100 nacionalidades, y casi 10.000 más lo hacen on line». Además, anunció que, con motivo de la conmemoración del VIII Centenario, Cursos Internacionales acogerá en el año 2018 una cumbre de las distintas generaciones de sus antiguos alumnos.

De los 1.564 estudiantes matriculados en las clases estivales entre junio y agosto, un 67,01% proceden del continente americano, seguido por Asia, con un 18,80%; Europa, con un 12,53%; y Australia, con un 1,15%. La procedencia más baja corresponde a los países árabes, con un 0,38% del total, y al continente africano, con un 0,13%.

Por países, Estados Unidos sigue siendo la nación de la que procede el mayor número de estudiantes (872), seguido por China (155) y Brasil (117).

Por su parte, Andrés Ordóñez anunció que antes de que concluya este verano estarán listas las bases para la creación de la nueva cátedra Francisco de Vitoria-Fray Bartolomé de las Casas, con presencia tanto en la Usal como en la UNAM. Durante su alocución, enarboló una encendida defensa del potencial de la lengua española y consideró que la lengua debería ser «una cuestión de Estado» para todos los gobiernos hispanoamericanos.

La Usal recordó que la creación de la Cátedra de Lengua Española para Extranjeros en 1929 marcó un punto de inflexión en la enseñanza de la lengua y la cultura españolas, como demuestra la posterior popularización de este modelo formativo impulsado por la Usal, que prima la inmersión cultural e idiomática y fomenta no solo un aprendizaje integral del idioma sino la creación entre sus alumnos de vínculos y experiencias inolvidables.

En este sentido, desde que en 1929 la Usal recibiera a sus primeros 11 alumnos de español como lengua extranjera, más de 260.000 estudiantes de todo el mundo han aprendido el idioma de Cervantes gracias a las más de 50 ediciones de estos cursos. Una iniciativa que, sumada a otras más recientes, como la creación del Centro Internacional de Referencia del Español, las franquicias del español y la puesta en marcha del SIELE, convierten a Salamanca en la universidad del español, que es uno de los cinco ejes que vertebran el VIII Centenario.

Fotos

Vídeos