La Red Centinela estudia la fragilidad de los mayores para frenar la dependencia

El consejero de Sanidad, en la inauguración de la reunión de la Red Centinela de Castilla y León. /ICAL
El consejero de Sanidad, en la inauguración de la reunión de la Red Centinela de Castilla y León. / ICAL

En su reunión anual, celebrada en Salamanca, adelantaron los resultados de un estudio en el que participa población salmantina

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

En el marco de la decimotercera reunión de la Red Centinela Sanitaria de Castilla yLeón, que se celebró ayer en el Colegio Fonseca, se presentó un avance de los resultados de un estudio pionero (existen pocos en España) sobre 'Dependencia y fragilidad en personas mayores', y en el que han participado pacientes de Salamanca, en concreto, 660 test de los 4.053 realizados en toda Castilla yLeón. Según las responsables de este estudio, Eva Vían y Ana Ordax, según los resultados, la prevalencia de fragilidad en Salamanca es del 1,3%, de las más bajas de la Comunidad.

Asimismo, apuntaron que la base de este estudio de la Red Centinela es ver cómo está la población en cuanto a fragilidad, «buscar el riesgo de fragilidad que pueden tener nuestras personas mayores de la Comunidad». En este sentido, estas especialistas recordaron que la fragilidad es un envejecimiento que se produce a nivel fisiológico, «que puede conllevar a una enfermedad y una comorbilidad».

De esta forma, evalúan el riesgo de una persona mayor a ser dependiente en el caso de que no lo sea, «y queremos actuar antes de que llegue ese momento». El estudio consiste en ver qué pacientes pueden ser frágiles y realizar una intervención, «y lo que queremos valorar es esa intervención, si favorece o minimiza el riesgo de fragilidad o no, y si podemos retrasar la dependencia», subraya Eva Vián.

En la reunión de la Red Centinela presentaron un avance de los resultados y a su vez una comparativa con un estudio de dependencia y fragilidad que se hizo en 1997, para comparar en estos 20 años, «qué ha pasado con esa dependencia». En relación a esta comparativa, han detectado que ha envejecido la población y la dependencia es mayor que hace 20 años, «y cuanto más mayor, más dependiente». Además, han visto un aumento de la dependencia en un punto porcentual entre 1997 y 2017, «y hemos descubierto en relación a la dependencia, un aumentado vinculado al control de esfínteres». Otro cambio al respecto ha sido en relación a la institucionalización de las personas mayores en las últimas dos décadas: «Antes se institucionalizaban personas que tampoco eran excesivamente dependientes, y ahora tienen una dependencia mayor», apuntaron las responsables de este estudio.

En cuanto a los objetivos de este estudio, persiguen que en la parte asistencial, Sacyl pueda implementar este tema en sus consultas, «para mejorar la calidad de vida de los mayores y evitar que esa persona enferme o lo haga más tarde, retrasar su dependencia». Como añadieron estas especialistas, también se puede evitar la institucionalización de los mayores, «y cuanto más tiempo estén en casa siendo independientes es mucho mejor». Se decantaron por este estudio porque no hay muchos sobre fragilidad y ancianos.

Por su parte, el coordinador de la Red Centinela Sanitaria, Tomás Vega, recordó durante esta reunión que cuentan con una extensa trayectoria de 30 años y entre sus retos de futuro está mantener la red en funcionamiento, «tener un sistema sólido y sostenible de información que permita abordar no solo los problemas viejos como la gripe, sino todos aquellos retos que tiene la salud y la sanidad pública en nuestra Comunidad». Cabe destacar el interés de los profesionales en formar parte de esta red, que cuenta con más de 250 especialistas, y a los que se suman entre 20 y 25 en lista de espera para entrar en la Red. Una de las vigilancias más destacadas está vinculada a la gripe, «que en esta ocasión ha estado dentro de la normalidad en Castilla y León».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos