Castilla y León premia los 92 años de Montalvo como custodio de sangre brava

Juan Vicente Herrera entrega el premio a Juan Ignacio Pérez-Tabernero./Efe
Juan Vicente Herrera entrega el premio a Juan Ignacio Pérez-Tabernero. / Efe

El ganadero salmantino Juan Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez recibe en Valladolid el III Premio de Tauromaquia de Castilla y León

EFEValladolid

El ganadero Juan Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez ha recibido esta tarde en Valladolid el III Premio de Tauromaquia de Castilla y León, como reconocimiento a un hierro que lleva 92 años custodiando sangre brava en la dehesa salmantina.

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha entregado este galardón a un criador que es «uno de los últimos eslabones de una familia, los Pérez Tabernero, en torno a la cual se ha vertebrado la historia del toro bravo».

Hijo, nieto, bisnieto y tataranieto de una familia cuya raíz ganadera se remonta a 1884, los Pérez Tabernero han representado la «historia y evolución de la cabaña brava española», ha añadido Herrera.

Juan Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez regenta uno de los múltiples hierros en que se disgregó la vacada fundacional, el de Montalvo, instituido en 1925 y que en la actualidad es uno de los últimos y escasos refugios de la legendaria sangre jijona, una de las castas fundacionales del toro de lidia.

Durante su intervención, el criador ha abogado por una innovación de todo los estamentos y estructura de la fiesta brava «si no queremos quedarnos en un espectáculo rancio y obsoleto», basada en una mayor comunicación y en una crianza sostenible desde las premisas de una mejor comercialización de la carne de lidia, y en la potenciación del turismo de la dehesa con el toro como eje.

El impulsor de la divisa de Montalvo fue Antonio Pérez-Tabernero, abuelo del actual propietario, Juan Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez, quien compró a los herederos de Vicente Martínez parte de la histórica vacada de Colmenar Viejo (Madrid), que puso a nombre de su esposa, María Montalvo.

En 1926 tomó antigüedad -lidió por primera vez en la plaza de Madrid- y, tras el fallecimiento de María Montalvo, en 1942, sus hijos se hicieron cargo de la ganadería. Uno de ellos, Juan Ignacio Pérez-Tabernero Montalvo, asumió la dirección a partir de 1967.

Fue en los años setenta cuando éste cruzó parte de la vacada con reses de Luis Algarra (de origen Juan Pedro Domecq) y mezcló así con sangre Parladé la originaria de jijona que trajo el primer dueño de la ganadería desde los prados de Colmenar Viejo.

En 1984 se hizo cargo de la divisa el actual titular y nieto del fundador, Juan Ignacio Pérez-Tabernero Sánchez, que lleva las dos líneas por separado y que en 1994 refrescó la de Parladé con sementales procedentes de los hierros de Zalduendo y Daniel Ruiz.

Esta doble procedencia es la razón por la cual en los encierros de este hierro salmantino lucen pelajes dispares: el colorado y los berrendos característicos de la línea jijona y el negro de la vertiente Parladé.

La casa ganadera se encuentra en la finca Linejo, en el término municipal de Matilla de los Caños (Salamanca), aunque dispone de otros cerrados en los términos salmantinos de San Pedro de Rozados (Continos) y Membribe de la Sierra (Calzadilla del río Mendigos).

El III Premio de Tauromaquia de Castilla y León ha distinguido también en el hierro de Montalvo el esfuerzo realizado por el conjunto de criadores de reses bravas en esta comunidad autónoma.

Recuerda también el cincuenta aniversario del traspaso del paso de la ganadería al padre del premiado, quien a su vez se la pasó en 1984 al actual propietario, así como el juego y los éxitos cosechados durante las últimas tres temporadas.

Del jurado, presidido por Santiago Martín "El Viti", han formado parte entre otros, el crítico taurino José Luis Lera; la secretaria técnica de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), María del Mar Gutiérrez; y la veterinaria y miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Veterinarios Especialistas Taurinos (AVET) Isabel Lorena de la Fuente.

En las dos anteriores ediciones fueron galardonados el matador de toros retirado Santiago Martín 'El Viti' (2015) y el diestro Víctor Barrio (2016), a título póstumo, al término de la temporada en que falleció después de resultar corneado de gravedad en la plaza de toros de Teruel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos