r

Capturan al recluso de la cárcel de Topas que se fugó en marzo durante un permiso

Vista exterior del centro penitenciario salmantino de Topas. / WORD

El interno, originario de Uruguay, cumple condena hasta 2030 y su historial delictivo incluye un secuestro y robos en España,Italia yFrancia

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

Se fugó de la cárcel de Topas a finales del pasado mes de marzo, aprovechando las ventajas de un permiso penitenciario. El juez dictó, tras quebrantar dicha autorización y no retornar a la prisión el día en el que debía hacerlo, una orden de búsqueda y captura.

Durante aproximadamente cuatro meses ha permanecido en paradero desconocido. Se temió incluso que hubiera abandonado el territorio nacional y que su pista se difuminara. Sin embargo, a finales del pasado mes de julio, su huida concluyó al ser detenido en San Sebastián Fue devuelto al módulo once de la cárcel salmantina donde cumple condena y ahí continúa. Eso sí, a partir de ahora se le imputa un nuevo delito, derivado del quebrantamiento del permiso temporal de salida que le fue concedido y de su fuga posterior.

Todas estas vicisitudes forman parte de la trayectoria de Milton Adolfo Gutiérrez Sendín, uno de los más de 800 reclusos confinados en el centro penitenciario salmantino.

Su biografía no tiene desperdicio. Nació en Uruguay y en enero de 1981 se convertía en un protagonista destacado de la crónica de sucesos de la prensa catalana, al ser detenido en Barcelona, con tan solo 23 años de edad, por pertenecer a una peligrosa banda de ladrones que cometió todo tipo de robos en España, Francia e Italia. Disponían de tres pisos en la ciudad condal donde ocultaban su preciado botín, que incluía joyas de gran valor, cámaras fotográficas y sofisticados equipos audioviosuales.

Gutiérrez Sendín lleva en la cárcel desde 1981 y quebrantó un permiso de la Audiencia Nacional

Milton Adolfo ingresó en prisión y seis años después, concretamente el 23 de mayo de 1987, irrumpía de nuevo en el primer plano de la actualidad informativa, en aquella ocasión en los principales diarios de tirada nacional. El súbdito uruguayo y otros cuatro reclusos más con los que compartía vida carcelaria en la prisión de Valencia protagonizaron un impactante secuestro en uno de los talleres de la prisión, cuando retuvieron durante seis horas a 12 funcionarios. Milton Adolfo y sus correligionarios habían intentado escaparse, pero al no prosperar su intento de fuga, acabaron reteniendo a los trabajadores de la prisión. Afortunadamente, el director de la cárcel valenciana consiguió que desistieran de su actitud y pusieran en libertad a los funcionarios, después de comprometerse con ellos a que no habría ningún tipo de represalia por su acción.

Sucesivas condenas

Milton Adolfo Gutiérrez Sendín encadena un largo historial delictivo y sucesivas condenas, que le obligarán a seguir durmiendo a la sombra hasta el año 2030.

Pese a su carrera delictiva, la Audiencia Nacional decidió concederle el citado permiso para que disfrutara de unos días de libertad a finales del pasado mes de marzo. La Junta de Tratamiento Penitenciario de la prisión de Topas refrendó y ejecutó con posterioridad la autorización, fijando las condiciones y con la obligación diaria de presentarse en una comisaría de la Policía Nacional, con el fin de que se tuviera plenamente controlado su paradero en todo momento. Sin embargo, Gutiérrez Sendín hizo caso omiso y optó finalmente por fugarse, una escapada que concluyó finalmente con su detención en la capital guipuzcoana.

Fotos

Vídeos