El 90% de los 250 cánceres de próstata que se diagnostican cada año están localizados

Parte del equipo médico y de enfermería del servicio de Urología del Complejo Asistencial de Salamanca. /MANUEL LAYA
Parte del equipo médico y de enfermería del servicio de Urología del Complejo Asistencial de Salamanca. / MANUEL LAYA

Desde este servicio del Complejo Asistencial de Salamanca lideran algunos estudios y ensayos clínicos

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El servicio de Urología del Complejo Asistencial de Salamanca atiende cada año en sus diferentes áreas a más de 20.000 pacientes. Como relata su responsable, el doctor Francisco Gómez Veiga, estos especialistas se encargan de la parte asistencial en las consultas (en el Clínico Universitario), de la planta de hospitalización(en el Virgen de la Vega), y de los dos quirófanos que tienen a su disposición.

Esta especialidad, además de atender a la población de Salamanca, es de referencia para provincias como Ávila y Zamora, «desde donde recibimos patologías complejas de cualquiera de sus centros», detalla el doctor Gómez Veiga.

Cabe destacar que este servicio está denominado como de ‘alta cualificación’ y a su vez cuenta con áreas generales y otras especializadas, como la de la urooncología, que supone un 50% de su actividad total, la litiasis (piedras en el tracto urinario) o lo que llaman Urología funcional, entre otras.

En cuanto a la patología más frecuente en las consultas, como apunta el jefe de servicio, está la patología prostática del varón, así como los tumores, como el de la próstata, de vejiga y vía urinaria o del riñón. Otra de las actividades de este servicio está relacionada con al reconstrucción funcional derivada de incontinencias tanto masculinas como femeninas.

«Desde el punto de vista oncológico diagnosticamos 250 tumores de próstata cada año, de los cuales, un porcentaje muy elevado, prácticamente del 90%, son enfermedades localizadas o localmente avanzadas, y solo menos del 5% son patologías en estadios metastásicos», detalla Francisco Gómez Veigas.

En estos últimos años, según describe, el porcentaje de diagnósticos de cáncer de próstata ha subido ligeramente, pero para este especialista es más importante que se mantiene una detección «localizada» en un número elevado de pacientes, «y eso es algo destacable», porque si se detecta una enfermedad muy avanzada, «tienes menos probabilidades de supervivencia».

Han liderado un estudio regional sobre la incidencia del tumor de próstata

Respecto al perfil de estos pacientes, suelen encontrarse entre los 60 y 70 años, que es en la edad en la que se realizan las campañas de detección precoz. En este sentido, el jefe de servicio realiza una llamada de atención a la población ante el tipo de cáncer más frecuente en el varón que causa unas 5.800 de muertes al año:«Aconsejaría a los varones que a partir de los 50 años se hagan un control anual, y adelantarlo a los 45 si tienen antecedentes directos de este tumor, por ejemplo, en un padre o hermano», detalla.

Otro de los aspectos que cuidan de forma especial en el servicio de Urología es la investigación y la realización de ensayos clínicos. De hecho, el doctor Francisco Gómez Veiga es el investigador principal de un estudio que se inició en 2014 para conocer la incidencia real del cáncer de próstata en diferentes áreas de Castilla y León, y donde han colaborado el 87% de los centros adcristos a Sacyl.

De los primeros resultados, este jefe de servicio destaca que en un año de estudio, se diagnosticaron en la Comunidad casi 1.200 tumores de próstata, y comprobaron que hay una mayor incidencia a la media publicada de España. Lo habitual es registrar una media de más de 100 tumores por cada 100.000 habitantes, «pero hay algunas áreas de Castilla y León donde la incidencia es menor».

Y entre los motivos de que en Castilla y León se de una mayor incidencia de este tipo de tumores puede deberse al envejecimiento de la población, «o a la política de cribado», insiste el doctor Gómez Veiga. Este estudio fue posible al recibir una beca de la Consejería de Sanidad, y en la actualidad sigue activo, incluso algunos de los centros que en un principio no pudieron participar, «ya están incluidos». De este modo, siguen sumando la cifra de pacientes en el registro regional de cáncer de próstata, y como asegura este urólogo, muy pronto, «vamos a tener un registro no de 2.000 sino de 5.000 o 6.000 pacientes». El actual grupo de trabajo está animado a seguir, y tienen una publicación en marcha.

Con esta investigación regional lo que están haciendo no solo es diagnosticar, sino también conocer qué perfiles de diagnósticos se hacen, «qué tratamientos tenemos en la Comunidad, etc.». Francisco Gómez Veiga insiste en que con este estudio cuentan con una información sociosanitaria muy relevante, que podrá responder a algunas cuestiones como por ejemplo, «¿Cómo se diagnostica?, ¿qué perfiles de edades tienen? o ¿qué tipos de tratamientos se están dando?».

Para este responsable, la investigación es clave en un servicio como el de Urología, y más aún, si se trata de un hospital universitario como el de Salamanca. «Quien no investiga se queda obsoleto», y añade también que con la investigación es una manera de revertir a la sociedad los avances. En Urología también tienen en marcha otra serie de proyectos y ensayos clínicos con los que se estudia diferentes vías de tratamiento de los tumores, especialmente el de próstata, y a su vez, colaboran con el Centro del Cáncer o la Facultad de Medicina en investigación clínica.

Fotos

Vídeos