La campaña micológica de este año se presenta «nefasta» por la falta de lluvias

Asistentes a la reunión informativa que se celebró ayer en el Centro de Cazadores. /MARJÉS
Asistentes a la reunión informativa que se celebró ayer en el Centro de Cazadores. / MARJÉS
EL CABACO

El centro de cazadores acoge un encuentro con los alcaldes que forman parte del programa Micocyl

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDEL CABACO

El Centro de Cazadores de la Reserva Regional de Caza Las Batuecas de El Cabaco acogió en la mañana de ayer un encuentro entre miembros de Cesefor, de la Junta de Castilla y León y de la Diputación de Salamanca con los alcaldes de los municipios integrados en el programa Micocyl de aprovechamiento micológico.

La reunión, a la que asistieron representantes municipales de Navasfrías, Peñaparda, Robleda, Navarredonda de la Rinconada, Linares de Riofrío, Candelario, Miranda del Castañar, Las Casas del Conde, Herguijuela de la Sierra, Mogarraz, Monforte de la Sierra, Villanueva del Conde y El Cabaco, fue meramente informativa y en ella poco se debatió.

Roberto Taboada, representante de Cesefor, fue el encargado de explicar a los asistentes el estado de gastos e ingresos de la pasada campaña, es decir, de 2016, la cual no fue buena, como tampoco lo será la de este año, que fue calificada de «nefasta» por la falta de lluvias.

En 2016 descendieron en gran medida los permisos de recolección vendidos y también fue menor la cantidad de hongos recolectados.

Hay que señalar, respecto a cómo se repercuten los gastos por parte de Cesefor, que en enero de 2017 se consiguió cambiar la fórmula que anteriormente aplicaba Cesefor, en la que sólo se tenía en cuenta el número de hectáreas que aportaba cada provincia, algo que a todas luces era muy perjudicial para los municipios de Salamanca, puesto que era de las provincias que mayor número de hectáreas tenía pero de las que menos ingresos conseguía, como recordaban ayer alcaldes asistentes a la reunión y el diputado de Medio Ambiente, Manuel Rufino García.

Tras dicha reunión, la forma de repercutir los gastos cambió y desde entonces se tiene en cuenta en un 50% el número de hectáreas y en otro 50% los permisos emitidos, haciendo de esta forma más equilibrado el reparto. Con este cambio en 2016 los ingresos rondaban los 12.000 euros y los gastos eran algo inferiores a 8.000 euros, lo que daba un saldo positivo para la provincia de Salamanca, frente a los años anteriores que siempre era negativo. Aún así, señalaba ayer el alcalde de El Cabaco, Prudencio San Pablo, la provincia de Salamanca aún tiene una deuda de 2.600 euros, teniendo en cuenta el cómputo general.

Cursos on-line

El representante de Cesefor también informó de las previsiones que existen para este año y de las actividades que se van a llevar a cabo como cursos on-line de diferente tipo o investigaciones.

Por parte de la Junta de Castilla y León participaron Alfonso Sarmiento, del Servicio Territorial de Medio Ambiente; y Teresa Díaz-Laviada, jefa de la Unidad de Ordenación y Mejora, siendo ella la encargada de dar a conocer las líneas generales del nuevo decreto sobre el aprovechamiento micológico aprobado por la Junta de Castilla y León en el mes de octubre, el cual entrará en vigor el próximo 1 de enero.

Díaz-Laviada informó de cómo se va a desarrollar este decreto y qué posibilidades existen de cara al futuro. Un decreto que regula la comercialización de los hongos, la trazabilidad desde que se recoge hasta su venta en destino, entre otros aspectos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos