El Ayuntamiento descarta la zona de Carmelitas para el mercadillo

Vecinos y representantes municipales en la reunión./
Vecinos y representantes municipales en la reunión.

El equipo de Gobierno se reunió con vecinos y los vendedores que también han reunido más de un millar de firmas

S.G. CIUDAD RODRIGO

Los representantes del equipo de Gobierno de Ciudad Rodrigo mantuvieron durante la jornada de ayer sendas reuniones con los vecinos del paseo de Carmelitas y con los vendedores ambulantes que se instalan en el mercadillo de los sábados.

En el primer caso, y ante la propuesta de que ésta pudiera ser la nueva ubicación para esos puestos, el Ayuntamiento confirmó a los vecinos que esa idea está descartada. Los propios vecinos volvieron a emitir un comunicado con el que quisieron, entre otras cuestiones, «agradecer al equipo de Gobierno la sensibilidad que han mostrado sobre nuestras inquietudes».

En la segunda de las reuniones, los vendedores aseguraron que ellos también han recogido más de un millar de firmas de apoyo durante la mañana del sábado para que no se muevan de la ubicación actual, San Pelayo, y aunque precisan que «las vamos a mantener en el sobre», quisieron demostrar de ese modo que ellos también cuentan con apoyos entre la ciudadanía.

Valoraron la voluntad del Consistorio «por llegar a acuerdos, no es tan grande el problema y hay disponibilidad», insistiendo en que su único interés es que «esta gente siga en su puesto de trabajo».

Sobre la deuda de más de 21.000 euros que suman varios vendedores, los representantes del colectivo manifestaron que «esas personas ya no existen, ya no están» y de hecho, «tres de los cuatro puestos van a desaparecer».

Los vendedores también reclaman una «regularización» de los puestos, algo que para el alcalde, Juan Tomás Muñoz, «siempre ha sido el objetivo». El primer edil identificó como problemas de esta instalación «que genera molestias y así lo ha entendido la asociación» y concretó en el aparcamiento de vehículos y la ocupación de aceras.

En su opinión, en relación a la ubicación, «habrá que buscar el lugar más adecuado, entre todos la conseguiremos, estamos muy dispuestos» aunque, en esta ocasión, no se aventuró a lanzar propuestas o ubicaciones concretas.

El teniendo de alcalde, Domingo Benito, destacó que «no había una decisión tomada», refiriéndose así a la comisión celebrada el pasado 7 de mayo en la que cada grupo dio su opinión sobre el traslado al paseo de Carmelitas. Ese mismo criterio mantuvo el concejal de Obras y Urbanismo, Joaquín Pellicer, durante la semana pasada: «Nada está cerrado, pero hay que buscar una solución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos