Aspace pide a las instituciones «más apoyo» para la parálisis cerebral

Cientos de personas cerraron el acto bailando dos canciones con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral. / ANTORAZ

En el Día Mundial, esta asociación demanda el acceso real a una variedad de servicios de asistencia que permita a elegir su proyecto de vida

EVA CAÑAS / WORD Salamanca
Jueves, 5 octubre 2017, 11:56

#Yomeatrevo. Así se respondía ayer al llamamiento realizado por Aspace Salamanca en el Día Mundial de la Parálisis Cerebral. En el acto que tuvo lugar en la Plaza Mayor hubo momentos más festivos y otros de reivindicación. Sobre todo, para defender su calidad de vida. Los protagonistas fueron los niños y adultos de los diferentes centros de Aspace, que también tuvieron ocasión de expresar sus inquietudes, bien de viva voz o apoyados por la tecnología que transmitía sus ideas.

La lectura del manifiesto corrió a cargo de Arancha Ramos, la madre de Sergio, uno de los alumnos de esta asociación fundada en 1979 por familias que querían cubrir las necesidades de sus hijos con parálisis cerebral. Entre otras cuestiones, demandan «el reconocimiento efectivo de la diversidad de las personas con discapacidad, ya que cada persona y colectivo, como la parálisis cerebral tiene sus necesidades específicas, y las respuestas tienen que ser adecuadas a las mismas». Asimismo, reclamaron la promoción de la disponibilidad y el uso de las nuevas tecnologías, donde se incluyan las ayudas para la movilidad, la comunicación y otras tecnologías de apoyo adecuadas para estas personas.

Esta madre hacía lectura además de otras peticiones, como por ejemplo, «el acceso real a una variedad de servicios de asistencia domiciliaria, residencial y otros apoyos que permitan a cada persona con parálisis cerebral elegir su proyecto de vida, su lugar de residencia, dónde y con quién vivir». En esta línea, piden políticas públicas para intensificar y ampliar los servicios y programas generales de rehabilitación y habilitación, «dotándoles de recursos adecuados para garantizar la calidad de la atención, individualizada y especializada a las personas con mayores necesidades de apoyo».

En esta misma línea, el presidente de Aspace Salamanca, Alberto Martín, insistía en el poco apoyo de la administración en los medios tecnológicos, «para que estos chavales puedan participar en la vida social utilizando la tecnología, que está al alcance de todos porque facilita mucho la comunicación». Con el uso de tablets, pueden componer frases para expresarse o para comunicarse. También está avanzado el manejo de ordenadores con la mirada, «un tema muy avanzado». Alberto Martín reclama una mayor comprensión de las administraciones, «porque necesitamos su implicación, su asesoramiento y su colaboración para asuntos como el copago de las familias, para que sea revisado y que se apoyen las nuevas ampliaciones de instalaciones, para atender la personas con parálisis cerebral».

Por segundo año consecutivo, en el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, Aspace que ha querido salir a la calle y tener una mayor visibilidad de sus realidades, la de sus alumnos y las familias que están detrás de todos ellos. «La parálisis cerebral no tiene cura, y si desde edades tempranas se trabaja, puede beneficiar mucho a la persona», remarcaba el presidente de la asociación.

La familia de Aspace cuenta con 268 plazas de atención, 200 familias asociadas, 507 socios, 169 profesionales y más de 50 voluntarios. Cada día, ofrecen servicios en un centro de Educación Especial, dos centros de día, dos residencias y un servicio itinerante por los diferentes municipios de la provincia.

Secciones
Servicios