La Asociación Tierno Galván de Santa Marta reconoce la labor de las mujeres salmantinas

Las galardonadas antes de iniciarse el acto junto a miembros de la Asociación Cultural Tierno Galván de Santa Marta de Tormes. /ANTORAZ
Las galardonadas antes de iniciarse el acto junto a miembros de la Asociación Cultural Tierno Galván de Santa Marta de Tormes. / ANTORAZ

El objetivo de la entrega de estos premios es mostrar a la sociedad los valores de las féminas en distintos sectores

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

La Asociación Cultural Tierno Galván de Santa Marta de Tormes entregó anoche sus galardones a la mujer salmantina, unos reconocimientos que ya se habían hecho públicos y que ayer fueron recogidos por el grupo de mujeres homenajeadas.

El edificio sociocultural acogió a un buen número de personas que quisieron arropar a todas las mujeres que ayer fueron homenajeadas en un acto que abrió la presidenta de la asociación, Carmen Cabrera, reconociendo la gran labor de las mujeres que les acompañaban, una selección de mujeres cuya «elección no ha sido nada fácil, por la gran calidad de las candidatas».

Una elección que corre a cargo de los socios de la Tierno Galván en la asamblea anual que se celebra a primeros de año, en la que se debaten, valoran y finalmente se votan las diferentes propuestas presentadas por los propios socios.

Asimismo, Cabrera habló del día en el que «no tengamos que celebrar este tipo de actos porque la igualdad» sea una realidad, «aunque -apostilló- todavía nos queda mucho camino que recorrer; pero mientras esto llega, el objetivo de este reconocimiento es mostrar a la sociedad los grandes valores de estas mujeres, muchas de ellas anónimas, que están demostrando con su lucha la importancia de la mujer en una sociedad que todavía no reconoce sus valores reales ampliamente».

A partir de ese momento fueron presentadas una a una, a la vez que se contaba un poco de sus trayectorias relacionadas con el reconocimiento, y dando la palabra a cada una de ellas tras recoger la escultura que les tenían preparadas.

El acto finalizó con un montaje audiovisual de todas ellas y con las actuaciones de dos de las homenajeadas, para concluir con un vino de honor.

Este año, dichas homenajeadas fueron: en la categoría de medios de comunicación, María José Pintor Sánchez Ocaña, por «su excelente trayectoria en el mundo de la comunicación, y por dedicarse a su profesión en cuerpo y alma, demostrándonos día a día que es posible un periodismo objetivo y crítico».

En cultura, Eugenia Manzaneda, «una actriz con esencia de ‘commedia’, una cuentista de gesto y de palabra, una bufona, una clown sin nariz o con ella», que fue la encargada de una de las actuaciones finales, ya que contó un cuento y leyó un poema. Paula Romero se llevó el galardón de mujer emprendedora por «sus más de 15 años como pionera en el mundo de la medicina estética y la belleza integral en Salamanca». E Isabel Almaraz, el reconocimiento en el mundo del deporte por «haber logrado poner a nuestra ciudad en lo más alto de los podios con todos sus triunfos, dentro del atletismo».

El reconocimiento a agrupaciones fue para la Tuna Femenina de la Universidad de Salamanca por «ser un referente en la ciudad desarrollando una actividad que solo la practicaban, hasta no hace muchos años, los hombres». Actividad que demostraron lo bien que realizan con su actuación al finalizar.

La Asociación Salmantina contra el Bullying y Ciberbullyin (Ascbyc) se llevó el reconocimiento a la Labor Social por «la ayuda y asesoramiento a las víctimas de acoso escolar, tanto a los niños como a sus familias y a los docentes».

Y el homenaje a la mujer santamartina fue para Rosa Arias Escrivá, «luchadora incansable y muy conocida y querida por los santamartinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos