Arrestada una joven tras insinuarse a un hombre en plena calle para sustraerle el reloj de oro

Estación de autobuses, donde fue detenida. /WORD
Estación de autobuses, donde fue detenida. / WORD

La mujer, de 22 años, ha sido detenida 19 veces en distintos puntos de la geografía nacional y forma parte de un grupo especializado en hurtos

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron el miércoles a una mujer de nacionalidad rumana, de 22 años de edad y a la que le constan 19 detenciones anteriores como presunta autora del hurto de un reloj de oro, denunciado por su propietario el pasado 18 de octubre.

Según el denunciante, los hechos sucedieron en el Paseo de Canalejas. Una mujer joven se acercó y le preguntó la hora, agarrándole los brazos e insinuándose. El denunciante notó como le sacaba el reloj de la muñeca y, al tratar de evitarlo, la agarró de la chaqueta que vestía, quedándose con ella en la mano y dándose la mujer a la fuga. Tanto la caja del reloj como la corrrea eran de oro.

Las investigaciones policiales permitieron identificar a la presunta autora, considerada integrante de un grupo organizado de nacionales rumanos. Según la Policía son hombres y mujeres y están especializados en este tipo de ilícitos. Añade que las víctimas suelen ser personas mayores de ambos sexos y que los ladrones modifican su ‘modus operandi’ en función de cada víctima. Suelen acercarse con cualquier excusa y aprovecharse de la edad de las víctimas y su falta de reacción o de reflejos para, con besos, abrazos, simulación de recogida de firmas para acciones benéficas o humanitarias o incluso insinuaciones sexuales en el caso de que sean hombres mayores, llevarse las joyas de oro que porten o las carteras, que a veces sustituyen por joyas de bisutería que ofrecen como regalo de agradecimiento por contestar a sus preguntas o requerimientos.

Antecedentes

La mujer ya había sido detenida 19 veces (4 por la Policía Nacional, 6 por la Guardia Civil y 9 por los Mossos de Escuadra), lo que denota el carácter itinerante de este tipo de grupos, que suelen moverse por todo el territorio con vehículos que incluso se intercambian con otros.

La detención se practicó el miércoles en la Estación de Autobuses, donde se encontraban agentes de paisano en funciones de prevención de la actuación de este tipo de delincuentes, por ser un lugar donde efectúan contactos con personas mayores. En el cacheo se intervinieron un reloj de pulsera de caballero y una gargantilla dorada con piedras, a juego con unos pendientes de bisutería, de los que utilizan habitualmente en el ‘hurto cariñoso’ para regalar como agradecimiento y aprovechando para acometer los hurtos cuando se los entregan a sus víctimas.

Fotos

Vídeos