El arca y sus cinco llaves

El juego de escape del Centro de Interpretación Monumenta Salmanticae se ha convertido en un nuevo atractivo de la ciudad

Un grupo de jugadores observa varios dibujos de monumentos de la ciudad./D. ARRANZ / ICAL
Un grupo de jugadores observa varios dibujos de monumentos de la ciudad. / D. ARRANZ / ICAL
B.J. / ICALSALAMANCA

Un cronómetro, 40 minutos y una pieza inicial son los elementos con los que cuenta el equipo encargado de cumplir una misión de máxima urgencia en Salamanca: «poner a salvo el arca de las cinco llaves». Al parecer el patrimonio de la ciudad está siendo atacado, se ha procedido al robo de objetos de gran valor en distintos lugares y por ello se pide la colaboración ciudadana.

Así comienza el juego de escape que discurre en el interior del Centro de Interpretación Monumenta Salmanticae que lleva en marcha desde el mes de noviembre. Los participantes deben encontrar esas llaves que abren el arca de la Universidad de Salamanca a través de las diferentes pistas y retos que se presentan para recuperar el documento más antiguo del Estudio salmantino que data de 1243, un documento real sobre su fundación, que debe ser custodiado antes de que los ladrones consigan hacerse con él.

Que empiece el juego

Tensión, risas y mucha expectación, es lo que desprende esta novedosa iniciativa que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Salamanca, dentro de su programación turística ‘Las llaves de la ciudad’. Este año la máxima expectación estaba en este juego en el que participaron personas de todas las edades. De Salamanca o de otras ciudades, mayores y pequeños, no perdieron la oportunidad de descubrir los secretos de este espacio a través de esta divertida propuesta gratuita que causó sensación. De hecho, ha tenido tal éxito que el Ayuntamiento ha decidido mantenerlo como actividad permanente en el Centro de Interpretación.

Este juego de observación e ingenio está inspirado en el arca donde la Universidad de Salamanca guardaba sus caudales y los documentos más valiosos, como las bulas papales y manuscritos y sus cinco llaves, que estaban repartidas entre cinco personas llamados claveros que eran el rector, el maestroescuela, dos profesores eméritos y un diputado, que estaba vinculado con el consejo administrativo.

Basado en los juegos de escapismo y rol en vivo que están de moda en toda Europa, cuya clave para conseguir escapar de estas habitaciones o espacios, como es el caso de esta propuesta salmantina, no está relacionada con el nivel de estudios ni con la edad, sino con la lógica y la capacidad de observación y deducción para resolver los enigmas.

En esta ocasión, ese cofre se encuentra escondido en el interior de Monumenta Salmanticae, donde todo lo que le rodea forma parte del juego. Los participantes deben estar muy atentos a todas las pistas e informaciones que tienen a su alrededor para conseguir descifrar los códigos que puedan ayudar a llegar hasta el final. Así, cada equipo formado entre tres y seis personas, buscará las cinco llaves entre las tumbas, las paredes, la simbología o incluso haciendo visible lo invisible, resolviendo los acertijos que se proponen.

Como explican las guías turísticas del Museo, Paula Alonso y Nuria Redondo, «es una forma de descubrir lo que ofrece Monumenta Salmanticae como Centro de Interpretación y también como iglesia». En ese sentido, Paula Alonso, señala que es una actividad de la que «nadie sale indiferente» y la que muchos piden repetir con otros acompañantes.

‘El arca de las cinco llaves’ configura una de las principales novedades incluidas en la última edición de las ‘Llaves de la Ciudad’, con la que se buscaba «captar un perfil más juvenil de la población”, pero como señalan las guías, «vienen de todas las edades, familias enteras o grupos de amigos». Además, añaden que los participantes disfrutan mucho con las pruebas y «se sorprenden cuando llegan al final». Aseguran que para muchas personas «es la primera vez que participan en un juego de escape» y los que lo han probado «vienen con la adrenalina y las ganas de descubrirlo todo». Dicen que es una satisfacción ver que el público se emociona, se implica y sale contento, «es una actividad que gusta mucho».

Durante 40 minutos tienen que ser capaces de resolver la misión sin salir del lugar, agudizando el ingenio y utilizando todos los recursos disponibles.

Monumenta Salmanticae

El Centro de Interpretación Monumenta Salmanticae es un proyecto abierto al público, que fue creado por la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y que tienen su sede en la iglesia de San Millán, un templo sin culto que fue restaurado. Ubicado dentro del casco histórico de la ciudad es una de las seis parroquias construidas durante la repoblación medieval de la ciudad que lograron sobrevivir al paso del tiempo. Es un tempo del siglo XII del que se conserva el ábside, mientras que el resto procede de una reforma de la época barroca.

Este Museo es el punto de partida para acercarse al patrimonio arquitectónico y monumental del área historica de la ciudad, así como a los valores que otorgaron a Salamanca la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El recorrido se apoya en recreaciones virtuales, maquetas y elementos audiovisuales que reflejan los cerca de 140 edificios y espacios urbanos. Este Museo también ofrece una experiencia interactiva con infografías, recreaciones virtuales y audiovisuales y en el que destaca la gran maqueta de la ciudad localizada en la nave del templo.

Además, cuenta con una proyección de imágenes antiguas de Salamanca a lo largo del siglo XX. «Algunas muy curiosas desde el punto de vista histórico», como resalta la guía Paula Alonso, que señala las primeras instantáneas grabadas de la ciudad desde el aire «donde se observa incluso el ala de la avioneta desde la que fueron grabadas».

Todos y cada uno de estos elementos proporcionan la información necesaria para resolver los enigmas del juego de escape, por eso se debe recorrer todo el espacio y visualizar cada rincón y cada maqueta.

Sin duda, esta propuesta ofrece la oportunidad de conocer de forma dinámica y divertida los entresijos de un espacio como Monumenta Salmanticae. Sólo hace falta poner el cronómetro a punto y dejarse llevar por la historia, la imaginación y el ingenio para ser más rápidos que los ladrones y cumplir todos juntos con la misión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos