Aquimisa participa en un estudio nacional para analizar la cantidad de sal de los alimentos

Responsables de Aquimisa durante la visita del director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal. /Laya
Responsables de Aquimisa durante la visita del director general de Salud Pública, Agustín Álvarez Nogal. / Laya

Este laboratorio cuenta con la metodología más puntera del sector con el objetivo de garantizar la seguridad de los controles

EVA CAÑASSalamanca

La empresa salmantina Aquimisa Laboratorios participa en un estudio nacional encargado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria sobre el contenido en sal de los alimentos, así como de las grasas, los hidratos de carbona o los azúcares.

En concreto, según detallaba ayer su director general, José María García Sánchez, participa en tres niveles. En concreto, en la selección de productos a analizar, de unos 500, entre los de mayor consumo, «y posteriormente se hace la adquisición en el mercado, no vienen de la fábrica».

Otro de los pasos que realizan desde Aquimisa es el control analítico y estadístico de los valores de sal, de las diferentes grasas saturadas y no así como de la cantidad de azúcares. «Desde el Ministerio se quiere recomendar o aconsejar a los fabricantes la reducción de algunos de ellos y es un control continuo para ver la evolución si los fabricantes aceptan bajadas en los productos», puntualizaba el director general de Aquimisa.

José María García Sánchez recordaba que los niveles de sal dan mucho sabor al producto, «pero abusamos de ella y se están buscando soluciones para que se pueda fabricar con un poquito menos de sal». En este sentido puso de ejemplo la reducción de sal en el pan en los últimos cinco o seis años: «Del orden del 30% menos de nivel de sal de forma general por lo que hoy estamos comiendo un pan un poco más soso, lo han mejorado».

El director general de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, Agustín Álvarez Nogal, visitó ayer las instalaciones de Aquimisa Laboratorios en Salamanca para conocer de primera mano las últimas técnicas implantadas en esta empresa salmantina.

Seguros y nutritivos

Al respecto, confirmaba que los alimentos «han de ser seguros y nutrititivos», y la colaboración público-privada es permanente, en concreto con Aquimisa, desde su creación hace 23 años. «El control sanitario oficial comprueba que el sistema de autocontrol funciona y es pieza fundamental para los alimentos circulen libremente por España, la Unión Europea y terceros países», insistía el director general de Salud Pública.

Uno de los objetivos de esta visita de Agustín Álvarez Nogal era que conociese la implantación de nuevas tecnologías para el control de la seguridad alimentaria y la calidad de los alimentos, así como la puesta en marcha de nuevos métodos analíticos y el reconocimiento de los mismos por la máxima autoridad en este campo como la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

De hecho, Aquimisa Laboratorios ha sido pionera en este sector, con servicios como la identificación de microorganismos basados en análisis proteómico, la búsqueda de residuos veterinarios a niveles traza en los alimentos, el análisis de toda la batería de alérgenos o el de isotopos estables relacionados con la alimentación del cerdo ibérico. Al respecto del sector cárnico, el director general de Salud Pública de la administración regional confirmó que en Salamanca existen 50 empresas del sector, que exportan en un 70% a la Unión Europea, un 8% a otros países de ese entorno, el 7% a África y el 6% a Asia, entre otros.

En estos laboratorios centrales de El Montalvo II trabajan en diferentes campos como la alimentación y el medioambiente, y a todos los sectores, tanto a los productores (agricultores y ganaderos) como a las empresas de transformación, el sector de la distribución y de la restauración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos