El PP aprueba en solitario los presupuestos «históricos» de 2018

La vicepresidenta segunda y diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre (dcha.), fue rebatiendo los argumentos de la oposición./MANUEL LAYA
La vicepresidenta segunda y diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre (dcha.), fue rebatiendo los argumentos de la oposición. / MANUEL LAYA

Tanto PSOE como Ganemos votan en contra mientras que Ciudadanos se abstiene en la votación, en la que se aprueba una de las enmiendas de la agrupación naranja

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La mayoría del Partido Popular fue la que sacó adelante ayer la propuesta del Presupuesto General de la Diputación para el ejercicio 2018, ya que tanto el Partido Socialista como Ganemos votó en contra, mientras que los dos diputados de Ciudadanos se abstuvieron y es que una de sus enmiendas fue aprobada (la dotación de 100.000 euros para un Plan de integración de la juventud en el medio rural) y se incorporará a los presupuestos.

Se trata de un presupuesto dotado con 104.660.750 euros que, según resaltó la vicepresidenta y diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, es un «presupuesto histórico por tener deuda cero y permitir hacer lo que la provincia necesita, con cifras récord en cuanto a política social y transferencias a los ayuntamientos».

Pero antes de la votación se llevó a cabo el debate de la propuesta de los presupuestos y la presentación de enmiendas con dos turnos de palabra para cada grupo.

Así, Gabriel de la Mora comenzó su intervención criticando «la falta de trasparencia y participación» y el escaso tiempo dado a la oposición para estudiar estas cuentas. Además, calificó el presupuesto de no ser transparentes, de ser «papel mojado» pues no refleja la realidad de la provincia y en el capítulo de inversiones, por ejemplo, hay «distorsiones importantes entre lo presupuestado y lo finalmente comprometido». Y en él se «maquillan las cuentas y se incumplen compromisos», señaló, de ahí que desde Ganemos Salamanca presentara un proyecto alternativo a través de 15 enmiendas por valor de más de 23 millones de euros y basadas en seis ideas claves: la creación de un presupuesto participativo provincial con un plan de inversión de 1,5 millones de euros; planes específicos para gestión de residuos, redes de abastecimiento y depuración de aguas residuales, y acceso a internet y nuevas tecnologías, refuerzo del área de asistencia técnica a municipios y realizar préstamos por la caja de cooperación, con un aporte extra para todos ellos de 3,5 millones; creación de un plan de rehabilitación de vivienda con 1,5 millones; apostar por el conocimiento con otros 2 millones; por el turismo, con 1 millón de euros; y garantizar los derechos sociales con 500.000 euros. Cuantías que procederían realizando una racionalización y ahorro de los gastos de la Diputación.

Ciudadanos, por su parte, defendió unos presupuestos que creen empleo y fijen población, como señaló Jesús Luis de San Antonio, y que saque de la parálisis a la Diputación, de forma que se enfrente a los grandes desafíos de los próximos años sin olvidarse de los pueblos y con una mayor planificación. Y es que, según manifestó De San Antonio, los presupuestos de 2018 carecen de las políticas adecuadas para las necesidades de la provincia, puesto que sólo 22 de cada 100 euros se gastan en la provincia. «El equipo de Gobierno sigue anquilosado en las viejas políticas cuando la sociedad pide cambios», afirmó, para pasar a señalar sus enmiendas -hasta 9- en las que se piden la adquisición de desfibriladores para los ayuntamientos y formación (230.000 euros); seguridad en las carreteras para motoristas (250.000 euros); adquisición y colocación de cargadores para vehículos eléctricos; aportación extra de 500.000 euros para el Plan Estratégico de Turismo; 100.000 euros para señalización de caminos; 1 millón para el Plan de redes de agua y saneamiento; creación de un Plan de Integración Juvenil en el medio rural con 150.000 euros; la organización de una Feria de Turismo; e incrementar el convenio con Adecasal en 10.000 euros para llegar a más municipios y que los usuarios de comida a domicilio paguen menos.

Tras estas propuestas de Ciudadanos tomó la palabra la portavoz socialista, Carmen García, quien recalcó -como hiciera en 2016- que «en política las formas importan» en referencia al poco tiempo para estudiar los presupuestos, los cuales ya se daban como aprobados por el PP al haber notificado muchas de las partidas a los alcaldes y «este pleno se merece un respeto, aunque ustedes estén en mayoría», apostilló.

Respecto a los presupuestos, señaló que «son ficticios en origen porque después se transforman con un sinfín de modificaciones de crédito» y que el incremento de los mismos se deben a partidas que no se han gastado, «aumentan los remanentes que después utilizan a su antojo», criticó. Además, manifestó que con estos presupuestos siguen dando la espalda al desempleo, razón fundamental por la que la provincia sufre despoblación; a la falta de servicios como, por ejemplo, internet o telefonía, entre otros.

Por último, habló de que los presupuestos son «históricos» en sus partidas, conceptos y contenidos pero «históricos por viejos», ya que no incorporan nada nuevo. E hizo referencia a todas las mociones socialistas que a lo largo del año se han rechazado y que pedían mejoras para la provincia.

Por su parte, Chabela de la Torre fue contestando a los distintos grupos y rebatiendo sus propuestas que en el caso de Ganemos señaló que era inviable obtener el dinero reduciendo los capítulos 1 y 2 como De la Mora solicitaba y destacó que «no podemos llegar a un entendimiento con usted pues nos separa un abismo ideológico».

A Ciudadanos les explicó porque rechazaban algunas de sus propuestas, aunque señaló que otras si encajan como la señalización de caminos vecinales, cuya partida se aumentará a 2,7 millones; y la mejora de seguridad vial para motoristas, algo que se iniciará con la carretera de La Alberca a Sotoserrano; mientras que se dotará con 100.000 euros el plan de juventud solicitado. Además, indicó que sobre los puntos de recarga de automóviles «busquen una alternativa y también se atenderá dicha petición».

Y a los socialistas les contestó haciendo referencia a todos los planes e iniciativas a las que se destinarán las partidas del presupuesto de 2018, recalcando que con los 18 millones de euros que se destinan al Plan de Apoyo Municipal y a los Planes Provinciales, los ayuntamientos pueden hacer frente a la mayor parte de las iniciativas que pedía el PSOE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos