Animada y concurrida convivencia en el Día Provincial de las Personas Mayores

La comida y el resto de las actividades se desarrollaron en la Isla del Soto./V. ANTORAZ
La comida y el resto de las actividades se desarrollaron en la Isla del Soto. / V. ANTORAZ
SANTA MARTA DE TORMES

REDACCIÓN / WORDSANTA MARTA DE TORMES

Alrededor de 450 personas mayores procedentes de diferentes puntos de la provincia disfrutaron ayer de una amena jornada festiva con diversas actividades durante la celebración del Día Provincial de las Personas Mayores que tuvo lugar en la Isla del Soto de Santa Marta de Tormes; gracias a un programa muy completo en la que los mayores pudieron disfrutar de actividades tan variadas como juegos, baile y la tradicional comida popular.

El motivo de esta celebración no es otra que la decisión de la ONU, en 1990, de que el 1 de octubre fuese el de las personas mayores, una efemérides que llevó al Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes a pensar que el de ayer era un buen día para hacer esta convivencia y concienciar sobre su situación en aspectos como las oportunidades del envejecimiento, la inclusión de los mayores en el entorno, la discriminación y el buen trato que deberíamos tener todos los ciudadanos con ellos.

Además, esta celebración también pretendía reconocer la labor de las personas mayores, impulsar la participación y el asociacionismo y fomentar el envejeciendo activo y saludable.

Finalmente, acudieron a este día de convivencia alrededor de 450 mayores de los municipios de Cantalpino, Arabayona de Mógica, Villoruela, Babilafuente, Tordillos, Macotera, Valdecarros, Alba de Tormes, Guijuelo, Villares de la Reina, Peñaranda de Bracamonte, Monterrubio de Armuña, Ciudad Rodrigo, Carbajosa de la Sagrada y Aldealengua.

Los actos comenzaron a las 10:30 horas con la recepción de los mayores y asociaciones participantes; poco después se inició una sesión de mantenimiento, tras la que tuvo lugar la sesión de respiración, estiramientos y relajación antes de la bienvenida institucional a cargo de la Corporación municipal y la directiva de la Asociación de Jubilados de Santa Marta. A continuación tuvo lugar una visita guiada por la Isla del Soto y después, uno de lo momentos más esperados, la tradicional comida popular a base de caldereta.

Por la tarde, los mayores pudieron divertirse con un bingo y diferentes juegos tradicionales como la pera y la petanca y actividades variadas como los talleres de primeros auxilios sobre accidentes domésticos que impartió personal de Protección Civil y un taller de prevención de accidentes en personas mayores que ofreció la Guardia Civil y en el que se hizo especial hincapié sobre los fraudes y estafas.

No podía faltar la verbena regada con sangría ofrecida por la Asociación de Jubilados de Santa Marta para terminar con un fin de fiesta cerca de las ocho de la tarde con el que se despidió a los mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos