El 31% de los alumnos de la Usal consigue un empleo en la empresa donde hace prácticas

Mariano Gredilla, de la Junta, conversa con la directora del Sippe, Mili Pizarro y Juan Manuel Corchado. /WORD
Mariano Gredilla, de la Junta, conversa con la directora del Sippe, Mili Pizarro y Juan Manuel Corchado. / WORD

Un informe basado en 2.923 entrevistas también destaca que el 87% de las compañías está satisfecha con el programa de inserción laboral de la Usal

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Servicio de Inserción Profesional, Prácticas y Empleo (SIPPE) de la Universidad de Salamanca, junto con el Vicerrectorado de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria, ha realizado un estudio sobre el impacto, en términos de inserción profesional, que han tenido los diferentes programas de prácticas que ha gestionado durante los cuatro últimos años. El informe ha tenido en cuenta las valoraciones de las 2.923 empresas y otras entidades que han acogido estudiantes en prácticas durante este periodo.

Por sectores, las empresas que acogen estudiantes en prácticas pertenecen principalmente al tercer sector (22,79%) y al sector servicios (21,32%). La mayoría de las prácticas se han realizado en los centros de trabajo ubicados en Salamanca, seguido de Valladolid, Cáceres y Madrid y en emrpesas integradas por entre 1 y 5 trabajadores (46,63% de los casos), correspondiéndose con el tejido empresarial nacional y especialmente el salmantino.

En cuanto a la inserción, el 31,36% de los estudiantes accedieron al mercado de trabajo en la propia empresa/entidad donde realizaron sus prácticas tras finalizar dicho periodo. En el 76,42% de los casos pudieron garantizar la continuidad de su contrato de trabajo.

El motivo principal que alegan las empresas para no contratar a los estudiantes que han realizado las prácticas es, en el 70,61% de los casos, la falta de previsión para realizar alguna contratación. Solamente el 2,88% alude como motivo para no realizar dicha contratación la falta de cualificación profesional y el 1,92% la falta de experiencia profesional, razón por la que las prácticas laborales son aún más si cabe, de una enorme importancia de cara a facilitarles el acceso al mercado de trabajo.

Cabe resaltar que el 64,64% de los encuestados afirma que en la mayoría de las ocasiones la formación y la cualificación de los estudiantes que realizan prácticas, se corresponden con las competencias profesionales exigidas por el mercado de trabajo, aunque también citan algunos «desajustes» entre lo que solicitan las empresas a los alumnos y de lo que éstos disponen al iniciar sus prácticas. Dichos desajustes son la capacidad de organizar y planificar, la habilidad para trabajar de forma autónoma y tomar decisiones y la capacidad de negociación y resolución de problemas. Las prácticas formativas,según la Usal, serían «una herramienta de carácter estratégico para completar la adquisición de dichas competencias».

Finalmente, el 87,01% de las empresas encuestadas estarían interesadas en volver a participar en un programa de prácticas de la Universidad. Sólo el 3,77% de las mismas propone como sugerencia «mejorar la rapidez y modificación de los procesos administrativos», lo que indica «un alto índice de satisfacción con la gestión» de la Universidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos