Los alumnos de Odontología y Medicina reciben formación práctica sobre el dolor

Atención odontológica a una paciente. /WORD
Atención odontológica a una paciente. / WORD

Expertos en Oncología, Anestesiología, Cirugía Bucal y Traumatología participan en la segunda edición del Congreso Nacional del Dolor

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Tras la buena acogida de la primera edición, la Cátedra Extraordinaria del Dolor Fundación Grünenthal de la Universidad de Salamanca y la Asociación de Alumnos de la Facultad de Medicina celebraron los pasados y 3 de noviembre, el II Congreso Nacional de Dolor de estudiantes de Medicina y Odontología, en la Facultad de Medicina de la Usal. El encuentro reunió a especialistas en anestesiología, traumatología, psicología de la salud, cirugía bucal y oncología, entre otros, y a estudiantes de medicina y odontología para acercar la formación a la práctica clínica.

Entre el 40 y el 52% de los pacientes sometidos a una intervención sufre dolor intenso en algún momento tras la operación, lo que influye de manera directa en el retraso de la recuperación y en un posible incremento de las complicaciones y limitaciones funcionales. El profesor Clemente Muriel, director de la Cátedra Extraordinaria del Dolor Fundación Grünenthal y presidente del comité científico, destacó la evolución en los últimos años de la investigación en nuevos tratamientos del dolor agudo postoperatorio (DAP) hacia métodos menos invasivos, desarrollándose sistemas sin agujas y apostando por técnicas de analgesia regional de dosis única y efectos prolongados. Sin embargo valoró como «muy deficiente» la formación específica en dolor en el grado de Medicina: «Salvo en algunas facultades, no se imparte como una asignatura como tal, sino que se engloba en otras disciplinas».

El objetivo principal del congreso es completar la formación académica sobre el dolor y trasmitir su abordaje desde un enfoque multidisciplinar. En este sentido, Ana Esquivias, Patrona de la Fundación Grünenthal, recordó que uno de los pilares de la Fundación, junto con la investigación, es fomentar e incrementar la formación sobre dolor entre los futuros profesionales médicos y de otras titulaciones de Ciencias de la Salud, «mejorando sus conocimientos, y contribuyendo así a un mejor abordaje del dolor». Por ello, Ana Esquivias alentó a los alumnos a profundizar en el estudio de los mecanismos del dolor, en su evaluación, el diagnóstico y los distintos tratamientos, pero sobre todo, a escuchar al paciente, porque nadie mejor que él sabe qué es el dolor.

Talleres de trabajo

Por otro lado, además de las conferencias y mesas redondas, se organizaron cinco talleres de trabajo de manera simultánea. La presidenta del comité rrganizador del congreso, Helena Rendón, explicó que la formación «a veces es muy escasa y demasiado teórica, muy lejos de la realidad de la práctica clínica». En este sentido, entre las novedades en los contenidos de esta edición resaltó que «aunque el tema central sigue siendo el dolor, lo hemos abordamos desde puntos de vista muy diferentes a la primera edición. Por ejemplo, este año hemos tratado el tema del dolor pediátrico o el dolor postoperatorio y su carácter crónico».

La profesora María José Sánchez Ledesma, subdirectora de la cátedra y vicepresidenta del comité científico del congreso, hizo hincapié en la importancia del factor psicológico en el dolor pediátrico. «El tratamiento del dolor crónico infantil es un gran desconocido porque los niños tienen ciertas particularidades, no solamente en cuanto a percepción del dolor, y este desconocimiento también se lleva al terreno del tratamiento»- Por ello, insistió en la importancia del abordaje multidisciplinar y del conocimiento de la farmacología adecuada y adaptada a cada edad para tratar el dolor infantil.

Trayectoria

La Cátedra Extraordinaria del Dolor Fundación Grünenthal de la Universidad de Salamanca surgió como una iniciativa conjunta con el objetivo de promover actividades relacionadas con el diagnóstico y el tratamiento del dolor. Las finalidades de la Cátedra son proporcionar un apoyo a la investigación especializada en el dolor, contratar profesores visitantes de reconocido prestigio para desarrollar docencia e investigación, crear un fondo bibliográfico especializado en la materia e impulsar la organización de cursos de formación, conferencias, simposios y actividades análogas que tienen por objeto materias directamente relacionadas con el dolor.

La Fundación Grünenthal nació en el año 2000 con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolor, lo que queda patente en cada paso que da y en cada iniciativa en la que participa.

Fotos

Vídeos