Alta participación en las Bodas de la Virgen

Los vecinos de Ledrada se dieron cita en el entorno de la ermita de la Virgen para comer allí y después participar en el resto de actos de la jornada. / MARTÍN GÓMEZ
LEDRADA

Unos 700 bocadillos fueron vendidos en la romería, que dio paso a la subasta

M. JESÚS GUTIÉRREZ / WORDLEDRADA

El buen tiempo y unas temperaturas muy agradables animaron ayer la celebración de las tradicionales Bodas de la Virgen de la Yedra en Ledrada, una festividad que tiene lugar cada año el primer domingo del mes de octubre y que se celebró, como es costumbre, en el entorno de la ermita de esta imagen.

Allí tuvo lugar la romería, que dio comienzo con la celebración de la eucaristía, tras la cual se llevó a cabo el reparto de los 700 bocadillos elaborados entre el día anterior y ayer mismo y que fueron degustados por los asistentes en el entorno de la ermita, unos bocatas que fueron acompañados por otros manjares aportados por cada grupo, así como por café, también vendido allí mismo.

Después llegaría el baile delante de la Virgen, que había sido sacada del templo para celebrar la subasta de los productos que donan los asistentes, productos de todo tipo entre los que en la jornada de ayer había roscones, floretas, rosquillas, uvas, cebollas, pimientos, cojines, plantas y también hasta un cuadro y una manta; alcanzando precios muy superiores a su valor real, ya que se llegó a pagar 450 euros por una bandeja de rosquillas, 250 euros por el roscón de la Virgen o 280 euros por un cuadro que mostraba una imagen de la iglesia de Ledrada.

Como cada año, y visto lo que se pagaba por cada uno de los productos subastados, se demostró la devoción que existe en este pueblo por la Virgen de la Yedra y que convierte a esta festividad en una de las más importantes que se celebran a lo largo del año.

Fotos

Vídeos