Casi 4.000 alumnos de colegios e institutos precisan de una ayuda educativa especial

Varios escolares, acompañados por sus padres, acceden a un colegio de la capital salamantina. :/Word
Varios escolares, acompañados por sus padres, acceden a un colegio de la capital salamantina. : / Word

El apoyo obedece a discapacidades, trastornos, retrasos e incluso a la alta capacidad intelectual

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

ElMinisterio de Educación, Cultura y Deportes acostumbra a aprovechar el periodo estival para hacer balance de los avances y las carencias que envuelven cada curso escolar en España.El organismo que preside el ministro Íñigo Méndez de Vigo acaba de hacer público un nuevo informe, referido en esta ocasión a una vertiente educativa que, en ocasiones, aparece soterrada y marginada en los sesudos análisis con los que se prodigan de forma periódica los especialistas y los estudiosos del sistema educativo español.

El citado documento está dedicado exclusivamente a la situación de los alumnos de las enseñanzas no universitarias –desde Educación Infantil al Bachillerato pasando por laEducación Primaria y la ESO– que precisan de una orientación y una ayuda especial a la hora de afrontar y cursar sus estudios.El documento ministerial lleva por título ‘Enseñanzas no universitarias. Alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. Curso 2015-2016’ y recopila una marabunta de datos sobre estas vertientes de la enseñanza, ahondado no solo en la situación global del país y de cada comunidad autónoma, sino explorando también, desde el frío y objetivo punto de vista numérico, la tesitura específica educativa de cada provincia del territorio nacional.

Datos destacados

1.252
alumnos con necesidades educativas especiales comparten aula en centros educativos ordinarios con otros alumnos.
169
acuden a centros de educación especial para su formación.
158
escolares fueron atendidos por su integración tardía en el sistema educativo. De ellos, 111 son de la ESOy 47 de EducaciónPrimaria.
38
estudiantes precisaron de apoyo por su alta capacidad intelectual.

En el caso de la provincia de Salamanca, la enumeración ministerial pone de relieve que en el conjunto de colegios, institutos y centros de educación especial hay un total de 3.953 alumnos que precisan de apoyo educativo en virtud de sus particulares circunstancias, que engloban desde algún tipo de discapacidad hasta diferentes modalidades de trastornos psicológicos, así como dificultades en el desarrollo del lenguaje y la comunicación, una integración tardía en el sistema educativo e incluso los casos de escolares que presentan altas capacidades intelectuales que, aunque a primera vista pueda resultar sorprendente para cualquier neófito en la materia, también precisan de una orientación específica a la hora de cursar y examinarse de sus asignaturas.

Por todo ello, los responsables de los centros educativos proporcionan una atención educativa diferente de la ordinaria a los citados 3.953 alumnos salmantinos con una necesidad específica de algún tipo de apoyo educativo, según se desprende de la radiografía estadística confeccionada por los técnicos del Ministerio de Educación.

De los citados 3.953 escolares salmantinos, únicamente están catalogados 169 casos dentro de la sección de Educación Especial, donde se forma a escolares en centros especializados y en unidades específicas que se encuentran operativas en centros ordinarios.Estos alumnos se caracterizan por sufrir desde diferentes deficiencias auditivas, motoras, intelectuales y visuales, hasta trastornos generalizados del desarrollo, trastornos graves de conducta o personalidad y plurideficiencias.

Por otro lado, 1.252 escolares usuarios habituales de colegios e institutos precisan de otro tipo de necesidades educativas especiales. Estas necesidades están asociadas a diversa modalidades de discapacidad y trastornos graves, pero ello no es óbice para que puedan matricularse en un centro educativo ordinario y compartan aulas con otros alumnos. De estos 1.252 escolares, 693 cursan estudios en centros públicos, 542 en centros concertados y únicamente 17 en centros privados que no mantienen suscrito los pertinentes conciertos con la Consejería de Educación.

Atendiendo a los niveles educativos, 591 de estos 1.252 alumnos están matriculados en alguno de los seis cursos de la Educación Primaria, 520 en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), 79 en Educación Infantil, 28 en el Bachillerato. 25 en Formación ProfesionalBásica, 7 en Formación Profesionalen su Grado Medio y 2 en FormaciónProfesional en su Grado Superior.

La disección ministerial abarca también, si se analiza el tejido educativo de nuestra provincia, los casos de 38 chicos con altas capacidades intelectuales. Además, hay 158 estudiantes, que por diversas circunstancias, han accedido con retraso y de forma tardía al sistema educativo. De ellos, 111 se localizan en el nivel de la ESO y los 47 restantes en los cursos de Educación Primaria.

Otras categorías

Finalmente, el tejido educativo salmantino arroja otros datos importantes, correspondientes a los 2.336 alumnos que también requieren de apoyo educativo y que, según la particular clasificación de los expertos ministeriales, son etiquetados bajo la denominación de ‘otras categorías’ de alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.Se enumeran en este nuevo elenco situaciones de alumnos con retraso madurativo, diversos trastornos del desarrollo del lenguaje y de la comunicación, trastornos del aprendizaje, desconocimiento grave de la lengua de instrucción, así como situaciones de desventaja en el plano social y educativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos