Más de 3.000 personas se movilizan para exigir al Gobierno unas «pensiones dignas»

Concentración de la Plataforma de los Yayogaitas. /Antoraz
Concentración de la Plataforma de los Yayogaitas. / Antoraz

Las divergencias entre los sindicatos y los yayogaitas desembocan en dos protestas paralelas

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

Más de 3.000 personas participaron ayer en las dos movilizaciones convocadas, de forma paralela, por los sindicatos UGT yCCOOy la Plataforma de Yayogaitas para reclamar unas pensiones dignas.Las manifestantes arremetieron con consignas y pancartas contra la política del Gobierno, a quien acusaron de carecer de un proyecto para mantener el actual sistema público de pensiones, que muestra «unos claros síntomas de agotamiento e ineficacia».

La primera de las movilizaciones partió a las 11:30 horas desde la Gran Vía, convocada conjuntamente por UGT y CCCOO, cuyos secretarios provinciales,José Luis Hernández Rivas y Emilio Pérez Prieto, coincidieron en reivindicar tanto unas pensiones dignas como unos salarios dignos. Hernández Rivas consideró que la convocatoria fue «todo un éxito» pese a las inclemencias climatológicas. «Es el día de decir ‘basta ya’ y de pedir salarios dignos para conseguir pensiones dignas», remarcó el secretario provincial de la UGT. Además, afirmó que «los salarios y los trabajos precarios van a hacer unas pensiones mucho más precarias, y la brecha salarial en la mujer también se ve reflejada en las pensiones».

En parecidos términos se expresó Emilio Pérez Prieto cuando manifestó que están pidiendo «mantener un sistema público, solidario e igualitario que garantice el poder adquisitivo y no solamente una revalorización de las pensiones con ese incremento vergonzoso del 0,25%».

Ante las palabras del presidente Mariano Rajoy, que el pasado miércoles anunció en el Congreso que los Presupuestos Generales de 2018 contemplarán una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad, los sindicatos tacharon esta medida de «oportunista». El líder sindical de Comisiones Obreras apuntó que «habrá que ver en qué manera y de qué forma quiere subirlas». Emilio Pérez indicó también que la mejora de las pensiones «no pasa por las políticas de ahorro ni por los planes privados», por lo que consideró fundamental la convocatoria del Pacto de Toledo para revisar el sistema de pensiones, la Seguridad Social y el fondo de reserva.También enlazó la campaña por la defensa del sistema público de pensiones con las constantes denuncias sindicales por el hecho de que el 92%de los contratos que se están formalizando son temporales y solo el 8% son indefinidos.Además, pidió que se promulgue un real decreto para garantizar el sistema público de pensiones, sin condicionamientos derivados por la necesidad de aprobar los Presupuestos Generales delEstado.

La manifestación de los sindicatos, que contó con la participación de los concejales socialistas JoséLuis Mateos y Arturo Santos y del secretario provincial del partido, Fernando Pablos, se encaminó hacia la Plaza Mayor, donde a las 12:00 horas dio comienzo la concentración de protesta que, bajo el mismo ideario, había sido convocada por la Plataforma de los Yayogaitas y que reunió a unas 1.000 personas.

Pese a la plena coincidencia en las reivindicaciones, no se fusionaron las dos movilizaciones e incluso se registraron momentos de tensión dialéctica entre ambas partes. Los sindicatos no accedieron a sumarse a la convocatoria de la los yayogaitas porque, según explicó Pérez Prieto, la plataforma les había pedido como requisito previo para orquestar una movilización conjunta que renunciaran a mostrar públicamente su simbología y sus siglas, un condicionante que los sindicatos no aceptaron. Por su parte, la plataforma quiso que su protesta no se prestara a equívocos y no se identificara ni con partidos políticos ni con sindicatos. Una prueba evidente de esta falta de sintonía es que CCOO y UGT leyeron por su cuenta su manifiesto reivindicativo y posteriormente lo hicieron los yayogaitas, que insistieron en autodefinirse como una plataforma transversal sin ramificaciones políticas. En nombre de esta plataforma intervino, entre otros oradores, la exconcejala socialista del Ayuntamiento de Salamanca, Julia Pareja. «Queremos que nuestras pensiones, que son de miseria, tengan un reconocimiento, el del esfuerzo que hemos hecho los abuelos en una época de crisis para ayudar a nuestros hijos en paro y a nuestros nietos. Ese reconocimiento, como mínimo, tiene que ser el incremento del IPC», resaltó Pareja, quien insistió en que esta plataforma lo que quiere hacer es «política» bajo el formato de las movilizaciones«pero no partidismo».También abogó por acabar con la brecha salarial que aún persiste entre hombres y mujeres y lamentó el «trabajo precario» al que se ven abocados hoy los jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos