Un operario maneja un dron a los pies de un generador.
Un operario maneja un dron a los pies de un generador. / WORD

Arbórea e Iberdrola presentan sus novedades en inspección industrial con drones

  • El uso de esta tencnología permite evaluar «en minutos» el estado de las palas de los generadores y alargar así su vida útil

Iberdrola presentó ayer junto a Arbórea Intellbird, la empresa salmantina participada por la compañía eléctrica y especializada en tecnología de inspección con drones, los avances tecnológicos y resultados de las campaña de operación internacional de inspección de palas de aerogeneradores, en las que Iberdrola es «pionera».

Así lo señaló la entidad energética después de esta puesta de largo en el Campus Iberdrola de San Agustin de Guadalix, que se ha convertido en «el centro de la innovación en operación industrial con dron» al acoger el evento internacional Digital Summit. Allí, el manager de gestión técnica de la explotación de los parques de Iberdrola Renovables en España, Ignacio Olmeda, y el CEO de Arbórea, Carlos Bernabéu, mostraron a «un nutrido público internacional» las últimas tecnologías en materia de drones y ‘software’ de análisis aplicados a inspección industrial, desarrolladas en colaboración entre ambas compañías.

Estas plataformas que integran drones, sensores y ‘software’ permiten digitalizar las inspecciones industriales con mejoras en la eficiencia, la seguridad y los costes, apuntan desde Iberdrola.

Así, además de recibir una demostración de inspección y detección de defectos internos sobre un simulador de pala real instalado por Arbórea en el Campus Iberdrola, los participantes en el evento conocieron los resultados de la campaña internacional de inspección de palas de aerogeneradores realizada en 2016. Estos trabajos han llevado al ‘aracnóptero’ (aparato utilizado en estas labores) por toda la geografía española y los parques eólicos mexicanos de la compañía.

Ventajas

Con la utilización de esta tecnología «implantada de manera pionera» por Iberdrola, la compañía logró un ahorro del 80% aproximadamente durante la pasada campaña, pues la tecnología permite conocer si hay palas en riesgo «sin síntomas visibles» y permite evitar daños con una intervención predictiva

Además, los nuevos avances permiten, en solo siete minutos de vuelo, la toma de datos para generar una radiografía interna de la pala del aerogenerador, detectar sus daños internos y cuantificarlos automáticamente con ayuda de una serie de sistemas de visión computerizada y detección automática.

Estos sistemas han sido recientemente implantados en el ‘software’ desarrollado por la empresa salmantina. Todo ello «permite mapear interna y externamente, con una precisión milimétrica, palas que pueden llegar a los 75 metros de longitud en pocos minutos y están sometidas a condiciones muy duras a lo largo de su vida útil».

Asimismo, el uso de los drones permite gestionar «adecuadamente» las palas, que son elementos críticos de un aerogenerador para posibilitar su extensión de vida útil