fotogalería

Eduardo Íscar pronuncia su primer discurso institucional tras tomar posesión como decano del Colegio de Abogados. / MANUEL LAYA

El nuevo decano rechaza los «ataques legislativos» que sufren los abogados

  • Eduardo Íscar se muestra reivindicativo en su toma de posesión y quiere potenciar la colaboración con todos los operadores jurídicos

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Impulsar el Fondo Social para ayudar a los letrados que soportan dificultades económicas y personales, involucrarse en todas las causas humanitarias como expresión de apoyo a las personas más desfavorecidas, organizar el I Congreso de la Abogacía Salmantina y potenciar la Escuela de Práctica Jurídica, en estrecha colaboración con la Usal ante la próxima celebración de su VIII Centenario, son algunos de los objetivos que se ha marcado el nuevo decano del Colegio de Abogados de Salamanca, Eduardo Íscar, para su mandato. Estos anuncios fueron lanzados ayer por Íscar con motivo de su toma de posesión, que abarrotó de público la biblioteca de este colegio profesional. Además, la adaptación a los nuevos cambios tecnológicos es otro desafío que quiere desarrollar Eduardo Íscar a lo largo de los próximos cuatro años.

Fotos

  • Toma de posesión del nuevo decano del Colegio de Abogados

Hijo y nieto de abogados ilustres –su abuelo era Fernando Íscar Peyra–, el nuevo decano aprovecho su primer discurso institucional para criticar el acoso que está sufriendo este colectivo profesional desde diferentes instancias. En este sentido, censuró «los ataques legislativos que están mermando nuestras actuaciones» y lamentó «la asfixia» a la que están sometidos actualmente los colegios profesionales de letrados en nuestro país.

Su talante reivindicativo quedó patente cuando arremetió contra la polémica resolución del Ministerio de Hacienda de cargar a los abogados del turno de oficio el pago del IVA. En los mismos términos se expresaron la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, y el presidente del Consejo Regional de la Abogacía de Castilla y León, Fernando García Delgado, quienes se desplazaron hasta Salamanca para arropar y acompañar a Eduardo Íscar en su toma de posesión.

Durante su alocución, el nuevo decano tributó palabras de elogio y recuerdo para los seis decanos que le han precedido en el cargo desde que se colegió en el año 1988. Repasó en este sentido las aportaciones de Fernando Dávila, Luis Nieto, Manuel Sánchez Benítez, el propio Fernando García Delgado, José Antonio Román y su padre Eduardo Íscar, El colegio ha crecido y se ha modernizado durante todas estas décadas. A comienzos de los años 80 contaba con 226 colegiales y actualmente sus miembros suman un total de 822.

Eduardo Íscar se congratuló de que el proceso electoral celebrado, que culminó el pasado 21 de diciembre con su elección en las urnas, haya estado acompañado por «un intenso debate». También lamentó un espinoso asunto que ha vivido el Colegio de Abogados, con motivo de las dos querellas que se presentaron contra él y contra la Junta de Gobierno que ha encabezado Fernando Dávila por unas supuestas malas prácticas profesionales. Frente a todo ello, el nuevo decano lanzó un contundente mensaje en defensa del «compañerismo y la deontología».

Además de Eduardo Íscar, también tomaron posesión ayer de sus nuevas responsabilidades las personas que conformaron su candidatura, como el vicedecano, la secretaria, el tesorero y los diputados cuarto y quinto.

El decano saliente, Fernando Dávila, recordó en términos entrañables a todas las personas que han colaborado con él a lo largo de los últimos cuatro años en la gestión del colegio profesional. Dávila derrocho sinceridad cuando reconoció que algunos de los objetivos que se había marcado hace cuatro años no se habían culminado plenamente, quedando como asignaturas pendientes de su mandato que deberá afrontar Eduardo Íscar cuestiones como el impulso definitivo a la Fundación Torre del Clavero, así como el reglamento de la Obra Social.

No obstante, Dávila afirmó que «me voy mucho más rico que hace cuatro años en amigos y experiencias», consiguiendo que el Colegio de Abogados sea hoy «más moderno y digitalizado». También tuvo palabras de agradecimiento por la colaboración que encontró en todo momento en las diferentes instituciones salmantinas a la hora de desarrollar sus proyectos e iniciativas.

Eel presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León, Fernando García Delgado, eogió el perfil y la trayectoria tanto del decano saliente como del entrante. En especial rememoró la incansable lucha que protagonizó Dávila en contra de las tasas judiciales y apuntó que ahora se ha abierto un nuevo frente, como es la decisión de la Agencia Tributaria de aplicar el IVA en el turno de oficio, agravando la situación de estos abogados, que « ya están cobrando unas cantidades ridículas».