Sancionan con dos años de inhabilitación y 300 euros de multa al expresidente del Santa Marta

Raúl Sánchez Borrego, a la izquierda, junto a D’Alesasndro.
Raúl Sánchez Borrego, a la izquierda, junto a D’Alesasndro. / Word
  • El Comité castiga al ya dirigente de la UD Santa Marta, Raúl Sánchez, con la menor sanción posible del reglamento disciplinario

La Federación de Castilla y León de Fútbol dio ayer a conocer las sanciones impuestas en las diferentes categorías tras los encuentros del pasado fin de semana. Sin duda había especial interés en conocer la del ya expresidente de la Unión Deportiva Santa Marta, Raúl Sánchez Borrego, que dimitió el pasado martes después de que el sábado durante el encuentro de la Liga Nacional Juvenil en el estadio Alfonso San Casto de Santa Marta entre el conjunto tormesino y la Cultural Leonesa, el empresario diera una patada en la cara al padre de un jugador culturalista.

Sánchez Borrego ya había presentado el pasado lunes su dimisión como vocal de la junta directiva de la Federación Territorial de Fútbol en conversación telefónica con el presidente Marcelino Maté. El juez único de Competición castiga a Raúl Sánchez Borrego con 24 meses de inhabilitación por una «conducta contraria al buen orden deportivo», aplicando para ello el artículo 68.2.

Y acudiendo a la reglamentación vigente, el expresidente ha sido castigado con la menor sanción posible porque ese punto 2 dice que «cuando quienes cometan dichos actos tengan la condición de directivos, serán sancionados como autores de una infracción muy grave con la imposición de la multa antedicha y una de las siguientes sanciones: amonestación pública e inhabilitado por tiempo de dos a cinco años». Según ha podido saber este periódico, la sanción económica al expresidente ha sido de 300 euros.

En declaraciones ayer en Ser Salamanca, Sánchez Borrego dijo que «estoy disgustado por todo, no son momentos agradables. Lamento lo que ha pasado, asumo mi error. No es todo como lo pintan. Pido disculpas a la UDSanta Marta que le he hecho al club».

La Cultural recurrirá

La otra sanción en el citado encuentro es para el jugador de la Cultural Leonesa Sergio Bayón, hijo de la persona agredida por Raúl Sánchez Borrego y que tras ver cómo agredían a su padre, salió del campo hacia la grada para intervenir en la tangana que se montó en la grada del San Casto. Al joven jugador culturalista le ha ‘caído’ una sanción de cuatro encuentros en aplicación del artículo 100 del Comité.