Miguel Ángel Vicente, AlainSaldaña y Javier García Delgado muestran el cartel de esta edición.
Miguel Ángel Vicente, AlainSaldaña y Javier García Delgado muestran el cartel de esta edición. / LAYA

El Pincho de Cuchara para ayudar a los niños oncológicos moviliza a 32 locales

  • Los hosteleros entregarán el dinero que se recaude a partir de este viernes en bares, cafeterías y restaurantes a la asociación Pyfano

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca destinará la recaudación que logre en su tercera edición del Pincho de Cuchara a la incansable lucha contra el cáncer infantil, aportando los fondos obtenidos a la Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León (Pyfano). Precisamente, el año pasado se diagnosticaron 31 nuevos casos de cáncer infantil en nuestra región.

Un total de 32 bares y restaurantes de la ciudad se han sumado a esta iniciativa, lo que representa un considerable incremento respecto a las anteriores ediciones. No en vano, en 2015 participaron 17 establecimientos en la primera edición y en 2016 se consiguió contar con la adhesión de 30 locales. Estos datos fueron destacados ayer por el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería, Alain Saldaña García; el presidente de Pyfano, Miguel Ángel Vicente Criado, y el diputado provincial de Turismo de la Diputación, Javier García Hidalgo, durante la presentación de la campaña.

Para dar la máxima visibilidad posible a esta encomiable iniciativa, la asociación ha decidido distribuir 10.000 dípticos divulgativos del evento, repartiéndolos en la oficina municipal de turismo, los hoteles, las redes sociales y divulgándolos también en su página web.

Cada pincho caliente de cuchara se venderá por 1,20 euros en el marco de una campaña que arrancará mañana viernes y permanecerá operativa hasta el día 26.

Alain Saldaña expresó su plena satisfacción por colaborar con Pyfano y la Diputación en esta nueva edición y destacó que, al mismo tiempo que la campaña sirve para recaudar fondos para la ayuda a los niños oncológicos, constituye una buena oportunidad para reivindicar los productos de la gastronomía salmantina y los platos de cuchara, indispensables en cualquier menú. Cada bar y restaurante donará a Pyfano la cantidad que considere más idónea.

El amplio abanico de pinchos de cuchara es de lo más variado. Garbanzos con callos, patatas con costilla, alubias con salsa de marisco, patatas meneadas, patatas revolconas, arroz a la zamorana, alubias con rabo, alubias de riñón con puerto, crema de calabaza con crujiente de queso, garbanzos de langostinos, lentejada ibérica y garbanzos con bacalao son algunas de las opciones culinarias que podrán encontrar los consumidores.

Pero todavía hay más. Los pinchos de cuchara ideados por estos 32 locales constituyen todo un derroche de imaginación. La sopa wanton con dumplings de rabo de toro y raíz de lata y la crema de nécoras con alubias rojas que se cocinarán conforman una sabrosa prueba palbable de todo ello.