Fernando Rey asegura que solo el 33% de los alumnos paga las tasas en su totalidad

De izquierda a derecha, el rector de la Universidad de León Juan Francisco García, Daniel Hernández Ruipérez (Universidad de Salamanca), el consejero Fernando Rey, Rafael Daniel (Valladolid), y Manuel Pérez (Burgos).
De izquierda a derecha, el rector de la Universidad de León Juan Francisco García, Daniel Hernández Ruipérez (Universidad de Salamanca), el consejero Fernando Rey, Rafael Daniel (Valladolid), y Manuel Pérez (Burgos). / EFE
  • El consejero de Educación mantiene que las matrículas seguirán «congeladas», y que al 55% no les cuesta nada porque están becados

El consejero de Educación Fernando Rey volvió ayer a insistir que le «gustaría» que las tasas universitarias de Castilla y León no fueran de las «más altas» del país -cerca de 95 euros más que la media nacional- y que seguirán «congeladas» para el próximo curso, si bien aclaró que al 55 por ciento de los alumnos no les cuesta «nada» porque están «becados» y que del 45 por ciento restante, un 15, percibe algún tipo de ayuda que rebaja el coste de la matrícula.

Así lo aseguró Rey, en declaraciones recogidas por Europa Press, minutos antes de celebrar una reunión del Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León (Bucle) en Valladolid.

En este sentido, Rey vino a subrayar que es conveniente «explicar» todo para volver a insistir en que cuando se de las condiciones presupuestarias «favorables» se compromete a acercar esas «tasas» a la media nacional.

Aun así, en conversaciones con los periodistas, sí precisó que las universidades de Salamanca y León absorben más estudiantes de comunidades limítrofes con matrículas más baratas que los que se van de ellas a estudiar a esas autonomías. «Madrid es la Comunidad con los precios más elevados y, aun así, es de las que más estudiantes atrae», añadió, para volver a insistir en su compromiso por intentar reducir el coste cuando se den los condicionantes «necesarios». Rey incidió también en el hecho de que las universidades de la Comunidad están saneadas y no arrastran deudas millonarias como en otras autonomías, por lo que ha pedido tener una visión «global» en esta cuestión.

Oferta

El consejero señaló también que está en conversaciones con las universidades de cara a configurar la oferta educativa del próximo curso. El hecho de que un estudio reciente, realizado por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (FCyD), refleje la disminución paulatina de los alumnos de grado, preocupa al consejero al entender que una de las posibles lecturas es que la oferta universitaria de Castilla y León puede estar «sobredimensionada».

Rey confía en que las cuatro instituciones académicas públicas de la Comunidad mantengan ese espíritu «colaborador» y presenten el informe de grados y máster para «estudiarlo» y «analizarlo» y confeccionar un currículo que sea «realista». En este sentido, y para paliar esta pérdida de alumnos, el consejero explicó también que se pueden barajar fórmulas como unir grados y dar el salto a la plataforma ‘online’ y evitar medidas «economistas» y «toscas» como «supresiones».