El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez, durante la visita a la nueva planta de endoscopias.
El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez, durante la visita a la nueva planta de endoscopias. / EFE

La planta de endoscopias de Clínico triplica su espacio ante la gran demanda

  • Los jefes de área reclaman más personal a la Consejería por tratarse de especialidades con mucho futuro debido a la mejora de la técnica

No todo puede esperar a 2019. Será entonces cuando, según las previsiones oficiales, Salamanca estrene, por fin, su nuevo hospital, ese que ya es más que una realidad visible en los alrededores del viejo Clínico. Pero hasta esa fecha aún queda y las instalaciones actuales tienen que seguir renovándose, en beneficio de los pacientes que a ellas acuden. Ese es el mensaje que ayer lanzó Antonio Rodríguez, jefe del servicio de Digestivo del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, en la presentación, junto al Consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, de la ampliación y reforma de la planta de endoscopias. Un lugar que ha pasado de 120 a 320 metros cuadrados y al que se han añadido mejoras y más personal.

«Tenemos que combinar la puesta en marcha del nuevo hospital con la mejora de los actuales servicios», señaló también el Consejero, tras la visita que realizó a las nuevas dependencias, en las que se ha ampliado la comodidad de los pacientes y sus familiares, con la creación de una sala de espera, antes inexistente, y de un área de recepción e información. Además, la unidad incorpora, apuntó Sáez Aguado, una sala adicional «de endoscopias digestivas» más algunas salas de neumología «que se están ahora instalando». De igual modo, se han ubicado de manera conjunta las áreas de broncoscopias de Neumología y de Digestivo para mejorar la seguridad por la supervisión anestésica común de los procedimientos que se llevan a cabo con sedaciones.

Asimismo, los planes para el nuevo Hospital incluyen añadir a esta área también los servicios urológico y ginecológico, ya que, afirmó el Consejero, estamos ante un «área de futuro» debido a la ampliación cada vez mayor de las técnicas endoscópicas, que permiten la eliminación de técnicas quirúrgicas más invasivas, con la mejora terapéutica correspondiente para los pacientes.

Ampliación de plantilla

Para completar esta ampliación se han contratado cinco profesionales más: un supervisor de enfermería, una enfermera y tres auxiliares. No obstante, el Jefe del Servicio de Digestivo, Antonio Rodríguez, no dudó en pedir al Consejero de Sanidad más personal. «Esta ampliación hacía mucha falta y había que hacerla, los pacientes no podían esperar dos años más», señaló, para pasar a recordar también que su área es «muy demandada» y que de 2015 a 2016 «tuvimos 300 ingresos más, hicimos 2.000 endoscopias más y tuvimos 3.000 consultas más», por lo que, en su opinión, «hay que adecuar la oferta a la demanda» y ampliar la plantilla, por tanto, de este servicio para afrontar la lista de espera de pruebas que existe ahora mismo.

En concreto, el servicio de Aparato Digestivo atendió el pasado año a más de 16.200 pacientes y realizó cerca de 8.000 colonoscopias. En cuanto a la dotación profesional, seis facultativos trabajan en turnos de mañana y tarde, once enfermeras, doce auxiliares, un supervisor de enfermería y tres celadores.

Antonio Rodríguez también solicitó que se cree la especialidad de Enfermería en endoscopias. «No es sólo querer, hay que poder y saber», sentenció el Jefe de Digestivo, ante el Consejero de Sanidad y la gerente del Complejo Asistencial, Cristina Granados.

Por su parte, el Jefe del Servicio de Neumología, Miguel Barrueco, se mostró esperanzado ante «otros cambios» que están por llegar en su área, como la creación de un «espacio adecuado para los pacientes con ventilación mecánica no invasiva». Un proyecto que se pondrá en marcha «a corto plazo», ante lo que agradeció «a la dirección» la determinación de llevarlo a cabo antes de que llegue el 2019 y ese ansiado nuevo Hospital.

Este servicio de Neumología cuenta con una torre para realizar broncoscopias y ecobroncoscopias, un ecógrafo con una sonda abdominal para técnicas pleurales, un equipo para crioterapia y criodiagnóstico. Y trabajan en él dos médicos, dos enfermeras y un auxiliar de enfermería.